•   Juigalpa, Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una mujer que se dirígia a un banco en Juigalpa, Chontales, a hacer una transacción financiera, fue víctima ayer de un robo con intimidación por parte de tres sujetos de identidad desconocida, entre ellos dos hombres y una mujer, quienes le quitaron 17 mil dólares.

Isabel Ojeda, de 63 años, dijo que una mujer la interceptó en el camino y que con engaños se la llevó hasta subirla a un vehículo, siendo intimidada después con una pistola.

De Juigalpa, los delincuentes tomaron la cerretera que lleva a la Libertad, otro municipio de Chontales.

Cuando estaban sobre la vía entre las comarcas El Quebrantadero y Piedras Grandes, Juigalpa, los individuos le amarraron las manos, la golpearon con la pistola y luego la dejaron abandonada, llevándose la fuerte suma de dinero.

Después, los criminales huyeron.

"Recibí un pago para un terreno que iba a comprar. Como no terminé de pagar el terreno, disolví el trato con el hombre. Yo le había dado 17 mil dólares, entonces él me los entregó donde el abogado, Francisco Medrano", narró Ojeda.

Isabel Ojeda interpuso una denuncia por sufrir el robo de 17 mil dólares. Mercedes Sequeira/END

Explicó que posterior a eso, llegó su yerno a traerla y luego la llevó a un banco en Juigalpa para depositar el dinero.

"Cuando llegué a caja, la muchacha me dijo que tenía que tener un soporte del dinero para abrir la cuenta en dólares. Me salí del banco con los reales en la bolsa", dijo la víctima, quien para ese momento estaba sola.

Agregó que en el camino se le apareció una mujer que le metió plática.

Según Ojeda, seguidamente la desconocida hizo que se subieran juntas a un vehículo, diciéndole que irían con uno de sus hermanos, para irla a dejar a su casa.

Es en el trayecto cuando el vehículo se detuvo, se subió otro hombre y es quien la amenazó con la pistola.

"Me dajaron botada (los sujetos). A como pude, me levanté. Me habían amarrado las manos, me golpearon con el arma, me decían que me callara y que no levantara la cabeza. Sentí que no tenía ni voz, ni pensamiento", manifestó Ojeda.

La mujer cree que los sujetos le dieron algo para no darse cuenta de lo que sucedia en el momento.

La víctima interpuso una denuncia ante la policía por el robo que sufrió.

Por el momento, la Policía de Juigalpa no ha informado si han logrado detener a alguna persona vinculada con este caso.