•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Veinte años de prisión pide el Ministerio Público para Misael Torres Ochoa, de 19 años, quien aceptó haber asesinado de 13 cuchilladas y dos machetazos al anciano Eduviges Mendoza Betanco, de 79 años.

La solicitud de que Misael Torres descuente dos décadas en prisión la hizo la jueza Distrito Penal de Juicio de Ciudad Sandino, Ana Cecilia Oviedo, ante quien el asesino reconoció su culpabilidad.

Por su parte, la defensa de Misael Torres pidió a la judicial que el asesino confeso solo descuente 15 años en la cárcel.

Un anciano fue asesinado a machetazos. Archivo/END

Al momento del crimen, el anciano dormía en su cuarto en la hacienda “La Fortuna”, jurisdicción de Mateare, donde la víctima trabajaba como cuidador.

El móvil del crimen, que aconteció cerca de la medianoche de 7 de mayo del 2011, en la finca La Fortuna, jurisdicción de Mateare, fue una  rencilla personal que había entre el anciano y su victimario.

Misael Torres mató al anciano porque horas antes de cometer el crimen le impidió el robo de gallinas y gansos, según la acusación que presentó la Fiscalía.

 Al igual que el 12 de mayo del 2017, cuando fue llevado a la audiencia preliminar, Misael Torres admitió que mató al anciano porque una mujer a quien no identifica le habría dicho que el hombre tenía intenciones de quitarle la vida.

20 años de cárcel enfrenta el asesino de un anciano. Archivo/END

El criminal, una vez que ingresó al cuarto donde dormía el anciano, le propinó dos machetazos en el rostro y después 13 cuchilladas en el tórax, espalda, ambas piernas y la cara, según el dictamen médico forense.

Las heridas con cuchillo y con machete laceraron los vasos sanguíneos y órganos vitales de la cavidad toráxica, como pulmones, diafragma, corazón y el esófago, según el peritaje médico legal.

El cuerpo del anciano fue encontrado por sus vecinos al amanecer del 8 de mayo, cuando vieron que no salía de su cuarto, a como lo hacía habitualmente cada mañana.

La jueza Ana Cecilia Oviedo anunció que notificará la sentencia en el término que establece la ley, que es en los siguientes seis días hábiles.