•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un hombre confesó hoy en Nicaragua que mató a su esposa en un arrebato de furia y que luego envió a sus dos niños a una ciudad ubicada a 149 kilómetros, antes de que estos despertaran.

"No sé qué pasó, fue de repente, ya habíamos quedado que yo me iba a ir (de la casa), pero ella se puso a decirme cosas feas, me enojé y pasó esto", dijo el hombre, quien se identificó como Eddy Noguera, y que previamente había sido presentado por la Policía Nacional como Eddy Guevara.

El hombre, de 37 años de edad, confirmó que al amanecer de este viernes asfixió con sus manos a su esposa, Ruth Lumbí Blandón, de 36 años, durante una discusión en una vivienda de la ciudad de Estelí, al norte de Nicaragua.

El agresor confeso añadió que, después del crimen, tomó a sus hijos de 7 y 10 años de edad, quienes todavía estaban dormidos, los montó un autobús, y los envió sin compañía a Managua, ubicada a 149 kilómetros al norte, de donde la familia es originaria.

"Después de eso yo pensaba escapar a Managua", dijo el hombre, que fue capturado por la Policía Nacional, en una terminal de autobuses hacia el norte de Nicaragua. Este es el segundo crimen contra una mujer en el departamento (provincia) de Estelí en los últimos dos días, luego de que ayer se informara del asesinato de una niña de 12 años de edad.

En febrero 5 mujeres fueron víctimas de feminicidio en Nicaragua, según organizaciones feministas. En 2017 la organización reportó un total de 58 feminicidios, cuyo concepto se diferencia del que maneja el Gobierno, ya que incluye cualquier caso de homicidio contra mujeres que involucre a un hombre, mientras que las autoridades únicamente lo reportan cuando el agresor es pareja de la víctima.

La Policía Nacional de Nicaragua no suele divulgar la cifra exacta de casos de feminicidios.