•  |
  •  |
  • END

EL VIEJO, CHINANDEGA
Tras las rejas y a la orden del Ministerio Público se encuentra Juan Ramón Reyes Ramírez, de 34 años, alias “Yuca”, acusado de violar a su sobrina de 14 años, en un barrio de esta ciudad.

Varios promotores de la delegación departamental del Ministerio de la Familia (MiFamilia) denunciaron el hecho bochornoso ante el subcomisionado Alí Espinoza Juárez, jefe de la delegación policial de El Viejo.

El oficial dijo a EL NUEVO DIARIO que personeros de la entidad gubernamental descrita aseguraron que recibieron una llamada telefónica de un vecino de los padres de la menor, quien afirmó que desde el mes pasado Reyes Ramírez violó a la adolescente.

“Nos presentamos al lugar a constatar el hecho y lo capturamos después de que una promotora de MiFamilia interpuso formal denuncia; ya fue remitido al Ministerio Público”, aseguró el subcomisionado Espinoza, quien añadió que el nueve de abril del corriente año Reyes Ramírez también intentó violar a una joven de 17 años.

El jefe policial expresó que el detenido tiene antecedentes por robo con violencia ocurrido el cuatro de mayo de 2008 y por tentativa de violación.

Sin embargo, Reyes Ramírez afirma que es inocente, lo cual demostrará ante el juez que lleva la causa, y amenazó con quitarse la vida, porque según él se trata de una trama de parte del padre biológico de su sobrina.

“Él no quiere que la chavala esté con mi mamá... soy incapaz de tocarla porque desde pequeña le tengo cariño. Soy ladrón, pero no violador”, confesó “Yuca”, a la vez que acusó a su ex cuñado, de iniciales J.C., de haber violado a su propia hija. Habitantes del barrio donde vive Reyes Ramírez aseguraron que éste es altamente peligroso, y solicitaron a las autoridades competentes enjuiciarlo por todo lo que ha hecho.

“Me siento limpio, esto es injusto. A la chavala le han ‘lavado’ el cerebro, no sé por qué la gente no me quiere. Si estuviera implicado, varios policías no me hubieran capturado en mi casa, estaría escondido”, dijo, y se quejó porque un policía supuestamente le propinó recientemente un balazo en un pie, según él, injustamente.