•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El sujeto de iniciales A.B.CH quien hace nueve años violó y embarazó a su hija cuando tenía 12 años, en un barrio del Distrito VI de Managua, ha sido declarado culpable hoy por el delito de violación agravada.

Para el reo declarado culpable por el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de la capital, Octavio Rothschuh Andino, la fiscal auxiliar Janeth Canelo pidió la pena máxima de 15 años de prisión.

Mientras, el defensor público, Manuel Cantón, solicitó que el sexagenario sea condenado únicamente a seis años de encierro en la cárcel.

El juez Octavio Rothschuh fundamentó su resolución de culpabilidad en el testimonio de la víctima, dictámenes médico forense y el examen de ADN, el cual confirma de manera científica que la niña que trajo al mundo la menor violada es hija de A.B.CH.

El  defensor púbico, Manuel Cantón, alegó que la bióloga que incorporó con su testimonio el examen de genética forense, con el cual se comprobó la paternidad del reo, no es la misma que hizo el examen de ADN.

Ante este planteamiento, el judicial señaló que de acuerdo con la circular 430 de la Corte Suprema de Justicia (CSJ)  los forenses están habilitados para interpretar peritajes o exámenes hechos por sus colegas.

En la acusación presentada por la Fiscalía se asegura que A.B.CH violó por primera vez a su hija a inicios del año 2009, recurriendo a la intimidación, pues en esa ocasión la amenazó con un cuchillo.

“Cada vez que el acusado obligaba a la víctima a tener relaciones sexuales con él, la intimidaba con un cuchillo y le advertía que si decía algo mataría a su hermano menor”, refiere el escrito acusatorio.

Cuando A.B.CH se enteró en marzo del 2010 que tenía embarazada a su hija, se la llevó a vivir a una comunidad de la Región Autónoma del Caribe Norte de Nicaragua, donde nació la niña el 5 de octubre del ese año.