•   Bonanza, Caribe Norte, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El minero artesanal Antonio Arteta Centeno, de 24 años, murió esta tarde luego de ser sepultado por un derrumbe en la mina de unos 30 pies de profundidad, en la cual trabajaba y está situada en el sector conocido como El Tajo, en la comunidad Vesubio, a 19 kilómetros del área urbana del municipio de Bonanza, en el Triángulo Minero.

El derrumbe dejó gravemente lesionado a Joel Lagos Centeno, de 16 años, quien se encuentra recibiendo asistencia médica en el hospital Estaban Jean Serrano, de este municipio minero.

Este mes son dos los accidentes graves en la minería artesanal que han ocurrido en Nicaragua. Cortesía/ENDArteta Centeno es originario de Matagalpa y deja un niño de tres meses en la orfandad.

De acuerdo con la Comisión de la Minería Artesanal, el accidente se produjo aproximadamente a la 4:30 pm, sin embargo los equipos de rescate lograron recuperar el cuerpo de Arteta Centeno hasta la 7:10 pm, mientras que al lesionado lo rescataron hasta la 7:25 pm.

Según el censo de las autoridades, el punto de trabajo donde ocurrió la tragedia es de David Maybet Benar, el cual se ubica dentro de la concesión de explotación de Pablo Garzón Suarez.

Este es el segundo accidente mortal que se registra en esta misma zona de Vesubio en menos de un mes. Allí, el pasado 9 de febrero, pereció en condiciones similares Francisco Alvarado López, de 21 años, quien falleció por asfixia por comprensión.

“No le llegó suficiente oxígeno”, explicó en esa ocasión Isabel Flores, directora del hospital Esteban Jean Serrano; centro que atendió la emergencia.

En ese accidente también resultaron tres mineros artesanales lesionados, entre ellos Miguel Ángel Caz Escorcia, de 24 años; José Jeovani Barrera García, de 24 años; y Frankyn Paz Velásquez (edad desconocida).

Tanto el fallecido como los lesionados son originarios de la comunidad El Danto sector 2, del municipio de Rosita.