•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En Nicaragua, el juicio por el asesinato de una adolescente, Rechel Rostrán, no pudo arrancar hoy, pues no se presentaron ni 12 de las 100 personas convocadas para formar jurado.

Hoy se reprogramó el juicio para Walter Darbelles, a quien la Fiscalía acusa por el  asesinado de Rachel Rostrán, cuya osamenta se encontró en junio del año pasado en un barrio de Managua, de forma fortuita.

El juez Quinto Distrito Penal de Juicio de Managua, Alfredo Silva Chamorro, tomó la decisión de reprogramar el juicio  minutos antes de su inicio, al constatar que no había suficientes ciudadanos para integrar el tribunal de jurado.

De los 100 ciudadanos convocados para integrar tribunal jurado, no llegaron ni el mínimo de 12 que exige la ley.

El juicio ha sido reprogramado para el 15 de marzo.

Desde que se reanudaron las actividades judiciales el 7 de enero del 2018, hasta el 28  de febrero, las autoridades judiciales han convocado para la integración de 125 jurados.

De la cifra antes mencionada, solo se han integrado 22 tribunales de jurado, según registros de la Oficina de  Gestión de Audiencia (O.G.A).

Uno de los más perjudicados por la ausencia de los tribunales de jurado es el Juez IV Distrito Penal de Juicio de la Managua, Carlos Silva Pedroza, quien en los dos primeros meses del año solo pudo integrar un tribunal de jurado.

A diario la Oficina de Gestión de Audiencia se citan entre 100 y 200 ciudadanos, pero solo asisten entre 10 y 17, y en el mejor de los casos 20, según registros oficiales.

¿Ganan dinero los jurados?

El juez Carlos Silva explicó que para integrar un tribunal de jurado debe haber en sala al menos 12 ciudadanos, de los cuales seis finalmente integran el jurado.

De los seis que integran el tribunal de jurado, cinco son nombrados como propietarios y uno como suplente. De los cinco propietarios, uno de ellos hace de portavoz.

No pueden ser jurado: abogados, empleados judiciales, policías, militares, empleados de la Fiscalía, Procuraduría General de la República, parientes de víctima o acusado, y los estudiantes de las facultades de Derecho.

Los jurados tienen derecho al pago de una dieta que equivale a un día de salario de un juez de Distrito, pero la ley también establece que no asistir al llamado del judicial acarrea una multa que equivale al doble del estipendio que se iba a recibir.