•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional logró rescatar la noche de este jueves a la bebé recién nacida que había sido raptada en la comunidad El Chipote, de Quilalí, Nueva Segovia, por una supuesta enfermera del Hospital Alfonso Moncada Guillén de Ocotal, confirmaron familiares de la niña.

Agentes policiales trasladaron desde la noche de ayer a la mamá de la pequeña a Managua, para el proceso de reconocimiento y determinar si es o no su hija.

Sendell Morán, tía de la niña, dice que a Leslie Morán fue trasladada a Managua por agentes de la policía Nacional para hacerles las pruebas de ADN y entregarle a la bebé.

Leslie Morán, desde la mañana de ayer se encontraba retenida en la estación policial de Quilalí. Foto: Cortesía/END

Leslie Morán, desde la mañana de ayer se encontraba retenida en la estación policial de Quilalí para colaborar con las investigaciones.

Sendell Morán, detalló que a las nueve de la mañana del pasado miércoles la supuesta enfermera llegó a bordo de una motocicleta hasta la comunidad El Chipote —ubicada a tres horas y media del casco urbano de Quilalí— para supuestamente llevarse a la niña al hospital de Ocotal.

“Ella llegó y dijo que se iba a llevar a la niña porque había nacido enfermita y que los médicos necesitaban valorarla. Mi prima se la dio porque la había visto como enfermera en el hospital de Ocotal y creyó que era verdad”, dijo vía telefónica Sendell Morán.

La raptora —a la que describe como una mujer alta, de piel blanca, pelo rubio y de unos 40 años— le dijo a la joven madre que regresaría por ella en una camioneta para llevarla al hospital. Eso jamás pasó.

El hombre que acompañó hasta la comunidad a la supuesta enfermera fue identificado como Uriel Talavera y la Policía de Quilalí informó a los familiares de la niña que se encontraba detenido.  Según Sendell Morán, la supuesta enfermera que raptó a la niña, fue capturada ayer por la policía.