•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En El Cuá, departamento de Jinotega, dos personas resultaron lesionadas después de que delincuentes armados los interceptaran, para despojarlos de medio millón de córdobas, producto del cobro y venta de abarrotes.

Los afectados interpusieron la denuncia en  la policía de Jinotega. La señora Margine del Carme Lazos Romero de 38 años de edad y habitante del municipio de La Trinidad, del departamento de Estelí, era la propietaria del dinero.

Según Lazos Romero, ella y su marido Silvio Martínez, son propietario de una empresa de abarrotes del municipio de La Trinidad  y que los ciudadanos Adán Martínez y Ironel Martínez, quienes son sus trabajadores, fueron interceptados por los delincuentes, cuando viajaban en un camión, en el que repartían los abarrotes.

Lazos Romero dice que sus trabajadores fueron interceptados por los asaltantes, quienes para despojarlos del dinero obligaron al conductor a detener la marcha del camión marca MACK, color blanco palca ES 24145 y después de herirlos a ambos, los obligaron a entregar todo el dinero que llevaban.

Los afectados fueron trasladados al Hospital Victoria Motta de Jinotega, donde fueron atendidos de emergencia, mientras la policía está realizando las investigaciones, para dar con los delincuentes.

Roban más de 200 mil córdobas a dueños de agropecuaria

La Familia Molina Rodríguez, propietarios de la Agropecuaria Asturia, denunciaron en la policía de Jinotega el robo de más de  200 mil córdobas.

Según la denuncia que hizo el ciudadano Adolfo Alejandro Lanzas de 45 años, trabajador de la agropecuaria, varios delincuentes a bordo de un jeep color blanco, los interceptaron y los despojaron de más de 200 mil córdobas.

El afectado señaló que se movilizaba en compañía de Adrián Gadea, quien era el conductor del vehículo en el que se transportaban a un banco en Jinotega, para cambiar dos cheques de 3 mil 600 dólares y 101 mil 566 córdobas.

Según la denuncia del afectado,  al momento de regresar al municipio de El Cuá, pasaron por un lugar conocido como El Tesoro, donde fueron interceptados por tres delincuentes.

El afectado dijo que del lado derecho de la carretera, salió un sujeto con el rostro cubierto y armado de una escopeta, quien les obligó a detenerse, acto seguido aparecieron otros dos elementos también armados, quienes bajo amenaza los obligan a entregar todo el dinero que habían sacado del banco para pagar a los trabajadores de una finca.

Ambos robos son investigados por la policía de Jinotega.