•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres miembros de la banda Los Hunter, que cometía asaltos en Managua, han sido arrestados y ahora son procesados en los juzgados.

El grupo delictivo cayó luego de asaltar a Janiel Centeno Rodríguez, la tarde del pasado primero de marzo, a quien engañaron, ataron, golpearon, robaron sus pertenencias y, finalmente, dejaron abandonado en Las Jagüitas.

El delito contra Centeno Rodríguez comenzó en el aeropuerto de Managua, adonde llegó procedente de Panamá.

El hombre, originario de Boaco, fue abordado al salir de la terminal aérea por Arlen Hunter Bermúdez, quien le  preguntó hacia dónde se dirigía y una vez que obtuvo la repuesta, le dijo que ella iba para la Costa Caribe, por lo que les convenía tomar el mismo taxi al mercado Mayoreo.

Cuando estaban en el mercado, Arlen Hunter recibió una llamada telefónica a su celular y acto seguido le dijo a Centeno Rodríguez que su cuñado la llegaría a traer.

Diez minutos más tarde apareció en un automóvil color blanco, placas M 238150, Giovanni Quiñónez Martínez y la adolescente de iniciales S.L.H, de 17 años, quienes le ofrecieron raid a la víctima, según la acusación fiscal.

Una vez que Janiel Centeno Rodríguez estaba en el automóvil, Giovanni Quiñónez Martínez -quien conducía el automóvil rentado- se dirigió a Ciudad Real y después se enrumbó sobre la pista de Sabana Grande.

En el recorrido, hicieron una parada para que Arlen Hunter supuestamente cambiara un billete de 100 córdobas en una pulpería.

Esta situación trató de ser aprovechada por el Centeno Rodríguez para bajarse del vehículo, pues ya sospechaba que iba a ser víctima de un asalto.

Sin embargo, la adolescente se lo impidió al rociarle desodorante en el rostro y después las dos mujeres lo sujetaron de los brazos, mientas Giovanni Quiñónez Martínez le golpeaba.

Como Janiel Centeno Rodríguez se resistía, la adolescente lo intimidó con una navaja de 18 centímetros de largo, poniéndosela en el cuello y diciéndole: “Si te movés, te mato”, refiere la acusación fiscal.

Acto seguido, las mujeres vendaron a la víctima y lo ataron de las manos para conducirlo finalmente a un predio baldío en la comarca Las Jagüitas, donde lo dejaron abandonado y sin sus pertenencias.

Por los hechos antes mencionados, el juez Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Julio César Arias, dictó prisión preventiva para Giovanni Quiñonez Martínez y Arlen Hunter, quienes enfrentan cargos por robo agravado.

En  el caso de la menor de 17 años, el juez Julio César Arias la mandó a un juzgado de adolescente para su enjuiciamiento.