•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Producto de una descarga eléctrica perdió la vida la menor de edad, Emilia Junieth González Mendoza, de seis años, luego de morder la extensión de un abanico que estaba en funcionamiento, informó esta tarde la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo.

Según la información brindada por la vicepresidenta, el hecho ocurrió ayer, en el Distrito 7 de Managua.

 Cobrador de bus de Jinotega muere electrocutado

Murillo recordó a todas las familias nicaragüenses que en los hogares se recomienda “siempre mantener todos los aparatos eléctricos fuera del alcance de los niños”, y de esa forma evitar desgracias como esta que enluta a la familia de esta niña.

La coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, compartió una experiencia que vivió hace algunos años en la cual conoció personalmente un caso similar al que ocurrió ayer.

 Joven muere electrocutado en Juigalpa

"Un hijito del compañero Pepe Prego, de Granada, también mordió el cable de un abanico y fue realmente una tragedia. El niño no murió pero quedó deformado y fueron sucesivas cirugías para tratar de recuperarle la capacidad de hablar y de comer", comentó Murillo.

El año pasado, la Policía Nacional reportó la muerte de otra menor de edad en un caso similar, el suceso ocurrió en la comarca San Benito, a unos 34 kilómetros al noreste de Managua.

 Rayo mata a mujer junto a un árbol

En esa ocasión, se trató de la muerte de la niña Belkis Rivas, quien falleció producto de una descarga eléctrica luego de tocar un tomacorriente en su casa.

La mamá de la menor, Belkis Rivas, quien hacía los quehaceres del hogar cuando ocurrió el accidente, trasladó a la niña a un centro asistencial, pero ya estaba sin vida.