•  |
  •  |
  • END

“Le cantan cero”
Porque la vida de la víctima y de sus hijos podría estar en riesgo, el juez Noveno Penal de Juicios de Managua, Edgard Altamirano, le negó la libertad a Daniel Antonio Guerrero, quien está a la espera de juicio por parricidio frustrado en perjuicio de María Magdalena Urbina, de 33 años, a quien le propinó cinco estocadas; una en el abdomen, otra debajo del seno derecho, en el costado del mismo lado y dos más cerca de la columna, por celos, porque supuestamente al momento de la agresión le decía: “Si me dejás, te mato”. Los hechos ocurrieron el 28 de agosto del año pasado, y desde esa fecha el imputado está preso, y aunque ayer pidió el cambio de medida alegando que iba a vivir en casa de un familiar, no le concedieron el arresto domiciliar porque el domicilio que propuso está a dos cuadras de la casa de su ex mujer, en Santa Ana Sur.

Rechazan acusación cuatro veces

La fiscal Sugey Fúnez dejó sentada en acta su protesta porque la jueza suplente Cuarto Penal de Audiencias rechazó por cuarta vez el intercambio de información y pruebas con el que la Fiscalía pretendía sustentar acusación contra dos ex empleados de Autonica de apellido Sandino, quienes fueron sobreseídos definitivamente. Supuestamente ellos habían sido cómplices de los que hurtaron 77 mil córdobas de esa empresa mediante la sustracción de cheques y falsificación de firmas. La judicial sustentó su decisión en la contradicciones que existían entre los hechos acusados y las pruebas, tal como lo alegó el abogado Pablo Leiva, quien le hizo ver a la autoridad que hay discrepancias en cuanto a la fecha de descubrimiento del supuesto hurto en el 2006, además existen contradicciones en cuanto al número de títulos valores, porque la acusación dice que fueron dos, pero en el intercambio los testigos decían que habían sido tres, y por si eso fuese poco, los peritajes revelaron que la firma experimental de Jairo Silva sí coincidía con las rúbricas supuestamente falsas, pero esta persona no fue imputada.

Cobarde asalto contra ancianito

Ante la jueza Octavo Penal de Audiencias de Managua fueron presentados ayer Roberto José Miranda y Luis Alfonso Cuadra, quienes habrían asaltado a Betony Josué Espinoza, de 70 años, y a su nieto de 16 años, Uris Nathanael Cuarezma, quienes el 16 de abril estaban en su casa, ubicada media cuadra al este del Halcón Negro, cuando aparentemente aparecieron los acusados y un desconocido, y los intimidaron con un cuchillo para obligar al jovencito a entregarles su celular. En ese momento el anciano le dijo a su nieto que le pasara el aparato para evitar el atraco, pero Miranda aparentemente le propinó dos golpes en la quijada y estómago al anciano, mientras Cuadra lo despojaba del teléfono que costaba la “bicoca” de 297 dólares. Los familiares de los asaltados persiguieron a los ladrones y dieron aviso a una patrulla que pasaba por el lugar, cuyos agentes arrestaron a los sospechosos con el cuerpo del delito en sus manos.