•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un pequeño portero de Nicaragua murió ayer luego de que se colgó de la estructura metálica de una portería, la cual le cayó encima provocándole fracturas mortales, informaron las autoridades.

El pequeño, de iniciales H.F.A., de siete años y originario de San Sebastián de Yalí, departamento de Jinotega, perdió la vida durante un partido amistoso.

El menor jugaba al futbol con otros menores, pero de repente se colgó de los tubos de la portería y esta se vino abajo, cayendo sobre la humanidad del infante, sin que nadie pudiera hacer nada para evitarlo, ya que todo sucedió rápidamente, dijeron los demás niños a la policía.

Personas que corrieron a socorrer al menor, lo trasladaron aún con vida al Centro de Salud de Yalí, pero todo el esfuerzo fue en vano, ya que cuando llegaron al centro asistencial, ya había fallecido.

Según el médico que revisó el cuerpo del niño, producto de los golpes sufrió trauma cervical de columna y una fractura en la base craneal, las cuales provocaron la muerte, por lo que el cadáver fue entregado a sus familiares, quienes le dieron cristiana sepultura.

En Nicaragua, el futbol empieza a tomar auge, en especial entre los menores de edad.

Sin embargo, en las zonas rurales no hay campos equipados para practicar el deporte, por lo que las personas juegan en sitios improvisados.