•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los dos acusados de secuestrar a un niño en Chinandega, han quedado en prisión preventiva y la audiencia inicial del caso será el 5 de abril, según lo decidió una jueza en Managua.

La Fiscalía, por su parte, indicó que en el caso hay dos agravantes: la víctima es un menor de edad y una de las acusadas tenía confianza con los padres del niño.

Maybell Junieth Baltodano y Magdiel Pérez Mendoza son los dos acusados de secuestrar al niño de Chinandega, el pasado viernes.

Las dos personas fueron capturadas el mismo día y el lunes la Policía las presentó y explicó cómo se ejecutó el crimen y cómo los arrestaron.

En el caso, sin embargo, queda sin responderse una pregunta: ¿Cuánto dinero pedían los dos secuestradores a los padres del niño Aristides Oséjo, de 3 años?

La jueza suplente Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Lubby González, es quien hoy ordenó la audiencia inicial para el próximo 5 de abril.

En la acusación se señala que el secuestro fue previamente planificado por los dos acusados con el propósito de obtener dinero por parte de los padres, pero sin especificar monto.

"Este hecho que no es común, en Nicaragua ha causado temor entre los padres de familia" , expresó la fiscal auxiliar, Fabiola Mendoza al exponer la acusación.

Maybell Junieth Baltodano y Magdiel Pérez Mendoza  "conjuntamente lo planificaron y ejecutaron" el secuestro, agregó Mendoza.

La fiscal explicó que el delito se tipifica de "manera provisional" como secuestro extorsivo, con dos agravantes: la víctima tiene tres años y había confianza con los padres del menor.

Según la acusación, los dos secuestradores primero se parquearon frente al colegio donde estudia el niño, luego siguieron una caponera que lo transporó a su casa y finalmente ejecutaron el delito.

La mujer, precisó Mendoza, iba en el asiento de atrás del vehículo utilizado para cometer el secuestro.

Por su parte, el abogado Manuel Urbina Lara, defensor de Magdiel Pérez, calificó de " desproporcionada" la acusación del Ministerio Público, al calificar los hechos como secuestro extorsivo.

La audiencia inicial quedó programada para el 5 de abril porque los plazos legales de los 10 días que transcurren entre la audiencia preliminar e inicial se suspenderá a partir del viernes 23 de marzo, por motivo de las vacaciones de Semana Santa, explicó la jueza Lubby González.