•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cuepro de Yesbeling María Espinoza, la niña asesinada en Estelí, finalmente ha sido entregado hoy a sus familiares, quienes la velarán y sepultarán mañana.

A eso de las cuatro de la tarde de este miércoles el Instituto de Medicina Legal (IML) entregó a Flor Adelina Espinoza Calero los restos de su hija, Yesbeling María.

Por el caso, está programada para este jueves una audiencia inicial en contra de Rommel José Jiménez Ponce y Yorbin García López, acusados por matar, abusar y tirar a un pozo a la niña, el pasado 24 de noviembre en la comunidad Los Llanos, 18 kilómetros al suroeste del municipio de Pueblo Nuevo, en Estelí.

Espinoza, sin brindar mayores detalles, dijo vía telefónica que los restos de la niña serán velados la noche de este miércoles en su tierra natal para luego, a primeras horas de este jueves, darle sepultara en el campo santo de la zona de Los Llanos.

Espinoza no estará presente en la audiencia inicial contra los dos acusados, la cual se realizará el jueves en el Juzgado de Distrito Penal Especializado en Violencia, a cargo de la doctora Lesbia Malena Tinoco Castellón.

García López, atrapado poco después de que se encontrara el cuerpo de la niña, admitió ante los medios de comunicación haber rematado a la menor, luego de que Jiménez Ponce la abusara sexualmente e hiriera con un machete.

Jiménez Ponce se entregó a las autoridades policiales la tarde del domingo, 11 de marzo.

Espínoza ha pedido que a los culpables del asesinato de su hija sean condenados a 30 años de cárcel, que es la pena máxima que se establece en Nicaragua.