•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cirujano plástico David Páramo, quien había sido condenado por homicidio imprudente y lesiones imprudentes, ha obtenido hoy su libertad por orden la jueza Primero de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Roxana Zapata.

Zapata, en la resolución emitida hoy, ordena otorgar a Páramo el beneficio de suspensión de pena al considerar que cumple con los requisitos exigidos por la ley.

La jueza ordenó a Páramo firmar una vez al mes ante las autoridades, durante el tiempo que falta para cumplir los cinco años de prisión por el delito de homicidio imprudente y lesiones imprudentes, en perjuicio de dos de sus pacientes.

Entre las medidas que se aplicarán a Páramo, ademas de la firma mensual, se incluye que no podrá ejercer su profesión ni cambiar de domicilio sin la autorización judicial.

Páramo había sido condenado a tres años de cárcel por el homicidio imprudente en perjuicio de su paciente, Lizandra Jarquín.

David Páramo, el mes pasado. Archivo/END

Jarquín murió después de someterse a una operación estética que le practicó Páramo en un hospital privado.

Además, Páramo estaba condenado por lesiones imprudentes en contra de Allison Molina, quien sufrió la perforación de uno de sus pulmones.

El mes pasado Páramo pidió su libertad aduciendo complicaciones en su salud.

"Señora jueza, le pido mi libertad para poder curarme", expresó Páramo a Zapata.

El proceso que siguió Páramo comenzó cuando pidió la unificación de los dos casos y luego tramitó su liberación, que obtuvo hoy.

David Páramo, el cirujano plástico. Archivo/END

Páramo está en prisión desde el 30 de junio del 2016, sentenciado a  tres años de encierro por el homicidio imprudente en perjuicio de Lizandra Jarquín.

La joven se había sometido a una liposucción y aumento graso de glúteos.

Lizandra Jarquín falleció el 17 de junio del 2016 a eso de la una de la tarde, pero su familia fue avisada de la desgracia a eso de las tres de la tarde, cuando su esposo llegó por ella para llevarla de regreso al hogar.

Mientras, el 22 de septiembre de 2016 Páramo fue condenado por los delitos de lesiones imprudentes y lesiones psicológicas graves en perjuicio de la joven modelo Allison Molina, a quien le practicó una cirugía estética en julio de 2014.