•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Darwin Centeno, uno de los señalados de participar en una balacera en León, que dejó a tres policías heridos el pasado 10 de febrero, murió anoche a la 7:30 p.m. en el Hospital Escuela Oscar Danilo Rosales Argüello (Heodra), después de permanecer ingresado por 27 días, por heridas de arma de fuego, en la unidad de cuidados intensivos.

De la balacera en León resultaron lesionados tres policías y hasta la fecha Reynaldo José Zavala, otro de los señalados de protagonizar el tiroteo, se encuentra prófugo de la justicia.

Centeno, de 23 años, durante un operativo de búsqueda y captura, había recibido un balazo en el pulmón derecho por parte de la policía, en la comunidad Palermo, kilómetro 104.5 de la carretera León - Poneloya, dos días después de la balacera ocurrida en una gasolinera en el empalme León - Managua.

 Balacera en León: testigos narran segundo tiroteo

Manuel Antonio Centeno, uno de los hermanos de Darwin (Centeno), confirmó el deceso de su familiar y denunció que no habían recibido una explicación de la causa del deceso.

“No me dijeron nada sobre la muerte de mi hermano, solo me dijeron que fuera a retirar el cuerpo a la morgue”, expresó Centeno, quien calificó como una injusticia la muerte de su hermano.

Centeno manifestó que su hermano era una persona decente, que no tuvo que ver nada con los hechos que se le señalaban. Será sepultado en el cementerio de la comunidad La Gallina, sector Sutiaba, en León.

En tanto, Débora Álvarez, esposa de Darwin Centeno, responsabilizó a la policía por la muerte de su cónyuge.

“Me lo mataron, ese día que lo balearon él estaba trabajando y ahora se les hace fácil solo entregar el cuerpo de él, y ya estuvo”, expresó.

Familiares de Darwin Centeno, anoche. José Luis González/END

Cabe destacar que el pasado 27 de febrero, Álvarez denunció ante el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), en Managua, que su esposo y otros familiares habían sido objeto de abuso policial.

La Policía en León no ha brindado ningún tipo de información referente al caso, sin embargo fuentes policiales confirmaron que el oficial Harrison Ruiz, quien sufrió balazos, se encuentra estable de salud en el Heodra, mientras que Luis Manuel Romero y Óscar Santana Castillo, fueron dados de alta.