•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos hombres que comían quesillos la tarde del pasado viernes en un negocio ubicado en la carretera Managua- Masaya, ahora son acusados por la Fiscalía por tráfico interno de estupefaciente, según la acusación presentada en el Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua.

Los acusados de vender droga a domicilio son: Jasset Selva Martínez y Allan Enrique Castellón, quienes -según el Ministerio Público- comercializaban la droga en pequeñas cantidades a narcoconsumidores.

La detención aconteció la tarde del pasado viernes, cuando los acusados presuntamente se disponían a realizar una transacción narco, según la acusación del Ministerio Público.

En el escrito acusatorio se señala que al momento de los arrestos, la Policía encontró 6.59 gramos de cocaína en la guantera del automóvil propiedad de Jasset Selva y que ahora es ofrecido como prueba por la Fiscalía.

El abogado defensor, Marlon Aburto, señaló que en la acusación no se señala la  participación de Allan Enrique Castellón en los hechos descritos por el Ministerio Público.

“La acusación carece de claridad porque no establece cómo es que mis representados distribuyen la droga, ni en qué ciudad y barrios lo hacían”, subrayó el abogado Marlon Aburto.

Al final de la audiencia preliminar, el juez Carlos Solís dictó la prisión preventiva para los acusados y les programó audiencia inicial para el viernes 13 de abril.

Un día antes se realizará la incineración de  la droga.