•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos hombres acusados de traficar migrantes ilegales en Nicaragua, han sido encontrados culpables y la Fiscalía solicita ocho años y ocho meses de prisión, más el pago de una multa equivalente a 1,000 días del salario mínimo de sector industrial.

Los dos procesados son Byron Escalante Izaguirre y Erickson Lindo Escalante.

La jueza Décimo Tercero Distrito Penal de Juicio de Managua, Fátima Rosales González, los encontró culpables del delito de tráfico de migrantes ilegales.

Byron Escalante Izaguirre y Erickson Lindo Escalante fueron capturados por la Policía el 14 de octubre del 2017, cuando transportaban a seis migrantes ilegales de origen Nepalí de un hotel en el barrio Altagracia al Mercado Israel Lewites.

En la audiencia del debate de la pena, el abogado defensor, Juan Miranda Tercero, solicitó la pena mínima de cinco años de prisión y una multa equivalente a 500 días del salario mínimo del sector industrial.

La jueza Fátima Rosales apoyó el fallo de culpabilidad  en las declaraciones de dos agentes de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional y un taxista, cuyos testimonios dieron el valor de “prueba directa”.

Para determinar la culpabilidad de los acusados, la judicial  también tomó como prueba los peritajes  de informática practicados por la Policía en los teléfonos celulares de los inculpados.

En los aparatos telefónicos la Policía encontró comunicación de los sentenciados con sujetos desconocidos  en el extranjero, quienes presuntamente se dedican al tráfico de migrantes ilegales.

Entre la información extraída de los celulares sobresale una en la cual Byron Escalante Izaguirre pide un pago de 400 dólares por cada migrante ilegal que cruce por el territorio nacional rumbo a Honduras.

“La prueba aportada por el Ministerio Público no ha dejado espacio para una duda razonable que pueda favorecer a los acusados”, señala la jueza Rosales en la parte final de su fallo.