•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una mujer ha sido declarada culpable en los juzgados de Managua por varios delitos, incluido el de vender ilegalmente la propiedad de una de sus hermanas, quien estaba en prisión.

Rebeca Alizaga Alvarado es quien en julio del 2011 vendió en U$$ 12,000 la propiedad de su hermana, Gertrudis Alizaga, quien estaba presa.

Alizaga Alvarado ha sido declarada culpable de uso de falso documento, falsificación material, estelionato (vender bien ajeno) y estafa.

El fallo de culpabilidad lo dictó la jueza VI Local Penal de Managua, Ivette Pineda.

La judicial  explica que en el caso de la estafa, la víctima es Marlon Antonio Zeledón, a quien la acusada -bajo engaño- le hizo creer que era la dueña del bien inmueble ubicado en el barrio María Auxiliadora, en Managua.

El fallo de culpabilidad también recayó sobre el abogado, Lenin Valle, a quien la judicial declaró culpable de falsedad material  porque su sello de  profesional del derecho aparece en la escritura en la cual se hizo la compra y venta de la propiedad.

El abogado Engel Valle, hermano de Lenin Valle, reclamó a Rebeca Alizaga por haber perjudicado a su consanguíneo con la complicidad de otro de sus hermanos para ocupar indebidamente el sello del abogado inculpado.

La jueza Ivette Pineda después de dictar el fallo de culpabilidad programó para este viernes la audiencia de debate de la pena y anunció que será en esa audiencia cuando se determinará si mantiene en libertad a Rebeca Alizaga o la manda a la cárcel.