•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Elmer Antonio Murillo Barrera, quien mató a su propia madre, Saturnina Barrera Martínez, de 63 años, golpeándola en la cabeza con un bate de aluminio, tendrá que someterse a una valoración psiquiátrica y permanecer retenido en las cárceles preventivas de la ciudad León, durante el proceso judicial por el delito de parricidio.

Durante la audiencia preliminar este martes, Murillo Valverde de 32 años, fue escoltado por efectivos policiales en todo momento e incluso permaneció con las manos esposadas, mostró una conducta tranquila, se mantuvo en silencio y en algunos momentos realizó gestos de enojo.

El judicial Julio Daniel González, del Juzgado Primero Distrito Penal de Audiencia de León, señaló audiencia inicial para el 20 de abril a la 8:00 a.m., además giró oficio al área de psiquiatría del Instituto de Medicina legal, en Managua, para que se determine la salud mental del acusado.

Elmer Antonio Murillo Barrera, hoy en los juzgados. José Luis González/END

De acuerdo con el dictamen judicial, el pasado 16 de marzo Murillo Valverde -originario de la comunidad San Martín Número 1, 16 kilómetros al sureste de El Sauce, departamento de León, fue denunciado por violencia intrafamiliar ante las autoridades policiales, por su madre, Barrera Martínez.

En su momento, la víctima refirió que su hijo padecía de trastornos mentales y pidió precaución al momento de llegar a sedarlo y detenerlo.

El señalado, al darse cuenta que efectivos policiales y un equipo de médicos del Ministerio de Salud se encontraban en su vivienda, se atrincheró en una habitación y cuando su madre entró a la habitación, para tratar de intermediar para que se entregara a la Policía, el hombre la atacó.

Ese ataque mortal consistió en un golpe en la cabeza con un bate de aluminio, provocándole trauma cráneo encefálico severo, que le ocasionó la muerte horas después en la unidad de cuidados intensivos, en el Hospital Lenín Fonseca, en Managua.

Un juez decretó prisión preventiva para Elmer Antonio Murillo Barrera. José Luis González/END

Murillo Valverde, quien se encontraba prófugo de la justicia desde que cometió el delito, se presentó este lunes a su casa de habitación, persuadido por sus familiares para que se entregara a las autoridades.

María Leyani Murillo Barrera, hermana del agresor (Elmer Antonio), demandó a la Policía Nacional que investigue y sancione a los efectivos policiales que, según ella, actuaron con negligencia durante la captura de su hermano.

“Si la Policía hubiera hecho bien su trabajo, mi madre estuviera viva, pido por favor que las autoridades nacionales tomen carta en el asunto, que la muerte de mi madre no quede impune”, expresó la hija de la víctima y hermana del victimario.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus