•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Un hombre que mató a su exesposa frente a sus dos hijas fue condenado hoy a la pena máxima en Nicaragua, 30 años, en una audiencia judicial realizada en Managua.

Abraham Abdaly Rivas Membreño, de 39 años, fue condenado a 30 años de prisión por la titular del Juzgado Cuarto de Distrito Especializado en Violencia, Ingrid Rocha, quien dijo haber considerado la premeditación y la saña con que actuó el agresor.

El lunes pasado Rivas había confesado el asesinato de María Teresa Gaitán Díaz, de 29 años, con quien tenía dos niñas, una de 2 y otra de 5 años.

Durante la confesión, el agresor, un médico naturista al igual que la víctima, afirmó sufrir bipolaridad y que su supuesto padecimiento pudo incidir en sus acciones, lo que no le sirvió para reducir la pena.

Abraham Abdaly Rivas Membreño, durante la lectura de sentencia. Foto: Ernesto García / END.El crimen de Rivas contra Gaitán ocurrió el 5 de abril, pero fue hasta el viernes que la Policía Nacional conoció del hecho.

 Lea más: Fiscalía pide 30 años de cárcel para femicida de Bello Horizonte

Según la acusación de la Fiscalía, Rivas saltó el muro de la vivienda de la víctima la noche del jueves pasado, se dirigió al cuarto de su víctima y le apretó el cuello hasta asfixiarla, frente a las hijas de ambos.

Luego del crimen, el agresor jugó con las menores y les dijo que no hablaran de lo que habían visto, mientras creaba el escenario para denunciar un caso de robo al día siguiente.

 Además: Mata a su expareja frente a sus dos hijas

En lo que va de año, al menos 17 mujeres han fallecido a causa de la violencia machista en Nicaragua, según organismos defensores de derechos humanos.

En 2017 las organizaciones de mujeres reportaron 58 víctimas de feminicidio y un total de 49 en el año 2016.