•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Aunque a Estanislao Olivas Palacios le pusieran la pena mínima por los delitos de robo agravado, violación agravada y asesinato en los que incurrió el 24 de febrero del 2018, cuando le quitó la vida a la anciana de iniciales, C.A.R,  le quedaría debiendo a la justicia.

Esto porque la sumatoria de las penas solicitadas por el defensor público, Juan Carlos Sequeira, para Estanislao  Olivas por los tres ilícitos antes mencionados, totaliza 36 años de prisión, epro la pena máxima en Nicaragua es de 30 años.

Después que Estanislao Olivas aceptó su culpa ante el juez Tercero Especializado en Violencia de Managua, Edén Aguilar Castro, el representante de la Defensoría Pública pidió que el reo confeso sea castigado con 20 años por el asesinato, 12 por la violación agravada, y cuatro por robo agravado.

Estanislao Olivas, hoy en los juzgados de Managua. Ernesto García/END

Fiscalía pide 49 años

La fiscal auxiliar, Sardes Pérez, después de que el criminal admitió su culpa, solicitó que Estanislao Olivas sea sancionado con 25 años de privación de libertad por el asesinato, 20 por la violación agravada y cuatro más por el robo agravado, para totalizar 49.

Solo en el caso de la violación agravada es que el Ministerio Público pidió la máxima, que es 20 años, porque los 25 solicitado por el asesinato es la condena intermedia y los cuatro por el robo agravado es la pena mínima por ese ilícito.

“Se pide esta cantidad de años de prisión (49) porque solo hay agravantes en la ejecución en cada uno de los ilícitos”, explicó la representante del Ministerio Público.

Hechos

Estanislao Olivas, alias “Tanis”, robó, violó y asesinó a la anciana de 73 años la tarde del 24 de febrero del 2018 en un lugar montoso del barrio Poza Azul, Bilwi, cabecera de la Región del Caribe Norte de Nicaragua.

Sin embargo, el cadáver de la septuagenaria fue encontrado hasta dos días después en el sitio donde fue asesinada;  mientras “Tanis” fue capturado hasta el 3 de marzo del mismo año en la comunidad de Hallower, en al sur de Bilwi.

El crimen de C.A.R  ocasionó gran consternación en la ciudad de Bilwi y generó una ola de repudio, incluida una manifestación y pronunciamientos de diferentes sectores sociales que exigieron la pena máxima.