Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Pese a que el Ministerio Público consiguió que tres miembros de la pandilla de San Judas, “Los Batos Locos”, fuesen declarados culpables por el asesinato de Eddy Manuel Morales Malespín, de 20 años, Evelin Ávila anunció que apelarán del fallo de no culpabilidad que el juez Quinto Penal de Juicios de Managua emitió a favor de Mario Ahmed Cano Cano.

La fiscal auxiliar penal Ávila le solicitó al juez Sergio Palacios que castigue a Héctor Luis Solano, alias “Vagueta”; a Gonzalo Cruz Delgadillo, “Chale”, y a Michael Antonio Hernández, “Piñote”, con la pena máxima de 20 años de prisión por haber asesinado al universitario el 23 de noviembre de 2008.

Por su parte, los abogados de los acusados solicitaron al judicial que les imponga la pena mínima de 15 años de prisión, porque no hay agravantes específicos y más bien hay atenuantes, pero el judicial anunció que dará a conocer la sentencia condenatoria hoy 27 de abril, a las nueve de la mañana.

Durante el juicio oral y público algunos de los testigos claves de la Fiscalía se contradijeron en relación con lo que habían declarado en la Policía, pero el peor de los casos fue el de un joven que inicialmente había declarado que vio el momento en que Morales se subió al techo de una vivienda para proteger su vida, pero luego dijo que no vio nada ni firmó declaración alguna en la Estación Tres.

Testigo mentiroso

Ante lo que la Fiscalía consideró como un flagrante falso testimonio, no tuvo más remedio que pedirle al juez que mandase a detener al testigo.

“Estamos investigando quién presionó a los testigos para que no dijeran lo que vieron”, apuntó la fiscal Evelin Ávila, porque el testigo arrestado no fue el único que cambió su versión a última hora.

Por el asesinato de Eddy Manuel Morales, tres menores de edad están esperando juicio en la instancia correspondiente.

Morales falleció el 27 de noviembre de 2008, cuatro días después de ser golpeado con un bate de aluminio en la cabeza.