Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Dos muertes violentas, a balazos, y un niño de seis años, que falleció a consecuencia de un accidente de tránsito en la carretera Matagalpa-Sébaco, son los últimos hechos lamentables que dio a conocer la Policía Nacional.

Uno de los sucesos se registró en el sector de El Ocote, en la comarca Yaoska, municipio de Waslala, cuando el ciudadano Alfredo González Castil, de 43 años, se movilizaba en un bus de transporte colectivo que cubre la ruta Matagalpa-Waslala, en el que también se movilizaba el sujeto que le quitaría la vida.

Testigos oculares del crimen señalaron que el sujeto, hasta este momento desconocido, sacó una pistola y sin discutir disparó cuatro proyectiles en la humanidad de Alfredo, impactándole dos en el cuello, uno a la altura de la tetilla izquierda y otro en la axila. La muerte fue instantánea, dentro del bus.

La víctima, originaria del sitio histórico Pancasán y quien habitaba en el caserío “Silvio Mayorga”, del municipio de Matiguás, murió ante los asustados ojos de los pasajeros, que no pudieron hacer nada para detener al autor de los disparos, quien se lanzó del bus en marcha y se internó en unos predios montosos.

La Policía del municipio de Waslala se movilizó hasta el lugar del crimen para realizar las investigaciones correspondientes, y los agentes determinaron que el autor de este hecho sangriento es Marcos González Bermúdez, de quien hasta el momento se desconoce su paradero.

Mientras tomaba licor con amigos

Hasta el momento se desconoce cuáles fueron las causas que motivaron a González Bermúdez para terminar con la vida del campesino, quien al parecer venía siguiendo a su víctima desde que salió de su casa y abordó el bus con destino a Waslala, pero serán las investigaciones las que den con las verdaderas causas del crimen.

Otro que perdió la vida de un disparo de escopeta calibre 12 fue el ciudadano Reynaldo Díaz Rubio, de 42 años, quien habitaba en la comarca Aguas Calientes, del municipio de Waslala, mientras tomaba licor con varios amigos.

Las primeras investigaciones de la Policía señalan que el infortunado estaba disfrutando de unas copas con Fabio Mairena Quintero y Noel Guido Blanco, de 38 años, entre otros, cuando supuestamente la escopeta se disparó accidentalmente y el proyectil le impactó en el pecho y murió en el mismo lugar.

La Policía estableció que el occiso pertenecía a una banda de antisociales conocida como “Los Mocorones”, quienes operan entre los municipios de Waslala y Siuna, los que se dedicaban al robo con intimidación. El pasado 24 de abril del presente año el hoy difunto con otros antisociales había asaltado un camión repartidor entre las comarcas El Porvenir y Luz Nueva, en el municipio de Siuna.

La Policía detuvo como sospechosos del hecho de sangre a los sujetos Noel Guido Blanco, de 38 años, Fabio Mairena Quintero, de 45, y a Santos Sixto Díaz Rubio. Este último supuestamente operaba junto al occiso, asimismo se ocupó la escopeta con la que se cometió el supuesto homicidio.

Arrollado por un bus

Y en el sector de El Guayacán perdió la vida el niño Gustavo José García, de seis años, cuando intentó cruzar la vía sin compañía de ningún adulto, por lo que fue impactado por el bus de transporte colectivo placas MT-209, cuyo nombre del conductor no fue dado a conocer por las autoridades.

La Policía de Seguridad de Tránsito señaló que el niño caminaba en compañía de otro hermanito de siete años, pero el más pequeño trató de cruzar la vía en el mismo instante en que el bus que circulaba de norte a sur. Su cuerpo fue arrastrado más de 22 metros y quedó en condiciones lamentables.

La Policía mantiene una campaña constante para que los padres de familia no dejen a sus niños caminar solos sobre las carreteras y calles del departamento, para evitar tragedias como la sucedida en El Guayacán.