•   Jinotega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres hombres mataron a tiros y machetazos a su tío, en Jinotega, cuando la víctima cargaba a una de sus nietas y en presencia de dos de sus sobrinas.

La denuncia la hizo ante la Policía de Jinotega el padre de la víctima, quien además es abuelo de dos de los hombres que cometieron el crimen.

Ramiro Melgara es la víctima, quien al momento del ataque pidió a sus sobrinas, de 7 y 9 años de edad, que le pasaran un machete para defenderse, pero era muy tarde.

El delito ocurrió en marzo pasado en la comarca Guateras del Río Coco, en el lugar conocido como Boca Española, en la frontera con Honduras.

Pero es hasta ahora que el padre de la víctima, Luis Melgara, de 74 años, hace una denuncia formal, pues vive en Teotecacinte, departamento de Nueva Segovia.

Un hombre ha sido asesinado a tiros y machetazos, en Jinotega. Archivo/END

Según Melgara, los asesinos de su hijo son Freddy Noel y Delvin Ariel Melgara Montoya, de 25 y 16 años respectivamente, quienes además son sus nietos.

En el asesinato participó Toribio Ismael López Castro, de 22 años.

De acuerdo con la denuncia, los tres hombres esperaron a que la víctima quedara sin compañía de adultos en su casa para cometer el ataque.

Se asegura que los tres hombres llegaron a eso de las seis de la tarde a la casa de Ramiro Melgara y le gritaban que saliera porque lo llegaban a matar.

Las niñas que presenciaron el crimen señalan que su tío estaba en la parte de la cocina chineando a su nieta de un año, cuando los hombres le gritaban que saliera de la casa porque lo iban a matar.

Al final, los victimarios ingresaron a la casa y sin importarles que había niñas, descargaron un machetazo en el brazo izquierdo y luego otro en la cabeza de la víctima.

Herido de muerte, a Melgara lo sacaron a golpes y patadas de su casa, para rematarlo con al menos 10 disparos de pistola.

Las niñas lograron huir a una montaña cuando ocurría el crimen.

Cuando la esposa de la víctima llegó del Centro de Salud, las niñas le contaron cómo habían matado a su tío.

Al parecer, los problemas entre la familia empezaron cuando Freddy Noel Melgara se llevó a una hija de Ramiro Melgara, para convivir, pero le daba maltrato.

Por tal motivo, Ramiro Melgara recuperó a su hija, para evitar que sufriera violencia.

La policía de Jinotega investiga el caso para atrapar a los sospechosos, pero debido al tiempo que ha pasado desde que se cometió el crimen y la lejanía del lugar, no han podido dar con su paradero.