•  |
  •  |
  • END

La Policía de la Quinta Delegación investiga el móvil del asesinato cometido contra Enrique Antonio Orozco Ramírez, de 38 años, quien pereció al recibir más de 15 puñaladas, según afirmó a EL NUEVO DIARIO una fuente de todo crédito.

La misma fuente aseguró que las hipótesis que están indagando son que podría tratarse de un crimen pasional, por deuda o por robo, ya que un familiar les comentó que Enrique Antonio, quien era licenciado en economía, estuvo preocupado por una deuda que tenía, que supuestamente le iban a dar un dinero, pero no se sabe de qué o quién.

“Las investigaciones apenas están comenzando, al momento de encontrar el cadáver tenía más de un día de muerto, claro, no tenemos el móvil, pero el cuerpo tenía más de 15 puñaladas”, dijo la fuente policial.

Orozco Ramírez alquilaba una casa en el sector de la pista El Dorado, donde el sábado por la tarde su hermana, Mercedes Aracely Estrada Ramírez, llegó a visitarlo, y se llevó la sorpresa al encontrarlo muerto.

“El perrito estaba suelto, me asomé por la ventana y vi que mi hermano estaba en un charco de sangre, yo le observé como cinco puñaladas”, relató Estrada.

La fuente policial declaró que el cuerpo del infortunado presentaba diez puñaladas en el tórax, tres en la cabeza, dos en la espalda y quemaduras que no precisó en qué parte.

“El cuerpo estaba en la sala, tenía más de un día al momento que lo encontraron, ya que la sangre no estaba fresca, había sangre en el baño, no había señales de forcejeo”, explicó la fuente.

Por su parte, Mercedes Estrada Ramírez dijo que su hermano no tenía enemistad con nadie, que desde hacía varios años vivía solo, pero siempre mantenían comunicación.

El cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, y la Policía espera el dictamen post morten. El sepelio se realizó en un cementerio del municipio de Ciudad Sandino, el domingo.

Un dato aportado por familiares de la víctima señala la extraña desaparición de un joven sólo conocido como “Julio”, quien le hacía los mandados al fallecido.