•  |
  •  |
  • Edición Web

Un hombre de 55 años, fue sentenciado este viernes a 17 años de prisión por el delito de violación agravada y lesiones psicológicas en perjuicio de su hija.

El ahora condenado violó a su hija desde que la víctima tenía nueve años. Esta es la pena máxima que establece el Código Penal por ese ilícito.

La judicial también condenó al reo a dos años más de encierro en prisión, por las  lesiones psicológicas que le causó a su hija a quien también embarazó en el año 2009.

La agresión sexual comenzó en el año 2001 cuando la niña  tenía nueve años  y se extendió hasta septiembre del año 2009, para cuando la víctima tenía 17 años

Las violaciones quedaron al descubierto cuando la menor salió embarazada y su agresor para esconder su delito lo mandó a vivir donde una tía en la Costa Caribe Nicaragüense a quien la menor le contó lo sucedido.

Para asegurarse que su hija no lo delataría, el hombree no le permitía hablar a solas con su progenitora  y cada vez que la violaba le decía: “si decís algo a tu mamá la mató a ella, a tu hermano y a vos”, según la acusación fiscal.

Cada vez que la sometía sexualmente, le daba de puñetazos en las  piernas y brazos para con ellos infundir más miedo en la victima, refiere el escrito acusatorio del Ministerio Público.

Este caso fue tramitado en un tribunal de la justicia ordinaria y no especializado en violencia contra la mujer, porque los hechos acontecieron antes del 22 de junio del 2012 cuando entró en vigencia la Ley 779 o Ley contra la Violencia contra las Mujeres.