•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Tras diez días de intensas investigaciones, la Policía esclareció el hurto de 1,020 quintales de urea, valorados en 25,000 dólares, los cuales fueron sustraídos por varios integrantes de una banda delictiva, de una bodega de la empresa Formunica, ubicada de la Rotonda Los Encuentros, 150 metros al este, en la salida hacia Managua.

Tras recibir la denuncia de César Arnoldo Cortés Castillo, de 48 años, gerente de Formunica, efectivos de las Direcciones de Auxilio Judicial y de Inteligencia de Chinandega, iniciaron las pesquisas y ayer jueves ocuparon 398 quintales de urea en la vivienda de Jacinto Antonio Ruiz Mendoza, ubicada en el reparto Los Ángeles, comarca El Pellizco Occidental, jurisdicción de Chichigalpa.

Una nota de prensa de la Policía de Chinandega reveló que otros 416 quintales de urea fueron ocupados en la vivienda de Salvador Hernán Ruiz Torres, en la finca San Agustín, en El Pellizco Occidental. Los gendarmes buscan el resto de la urea.

El comisionado Javier Chávez, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ)-Chinandega, aseguró que los autores materiales del hurto son Jairo Alberto Argeñal Hernández, de 24 años, alias “Chapita” y Jorge Luis Aguilar Díaz, quienes contrataron al cerrajero Marcos Terencio Meza Parada, originario de El Viejo, quien violentó los candados de la bodega para sustraer la urea que fue trasladada en un camión.

Autor intelectual
Luego “Chapita” y Aguilar contrataron a varios cargadores y les pagaron 700 córdobas a cada uno para cargar el producto, el cual fue trasladado por Justo Vicente Mendoza Guzmán, de 52 años, a la comarca El Pellizco”, dijo el comisionado Chávez.

El oficial confirmó que los hermanos Salvador Hernán y Juan Francisco Ruiz Mendoza compraron la urea, la cual fue introducida a la bodega de León Francisco Ruiz Mendoza, de donde salió rumbo a la propiedad de Jacinto Antonio Ruiz Mendoza, habitante del reparto Los Robles, de la comarca El Pellizco, donde guardaron 398 quintales.

El jefe de la DAJ afirmó que 416 quintales fueron almacenados en la bodega de Salvador Hernán Ruiz Torres, padre de los hermanos Ruiz Mendoza.

El comisionado Chávez confirmó la detención de los celadores Rey de Jesús Rugama Herrera, de 18 años, y Rodolfo de Jesús Avilés Selva, de 61, pero las investigaciones continúan y buscan a otros involucrados en el ilícito.


Finquero involucrado
Jacinto Antonio Ruiz Mendoza dijo que los 398 quintales de urea pertenecen a su hermano, el finquero Salvador Hernán Ruiz Mendoza, habitante del reparto “Erick Ramírez”, de Chichigalpa, quien según él ya sabe que el producto fue ocupado por la Policía de Chinandega.

Por su lado, César Arnoldo Cortés Castillo, representante de Formunica, se mostró contento porque la Policía recuperó el 80 por ciento de la urea hurtada, y aseguró que no hay trabajadores de la empresa involucrados en el ilícito.

“Está detenido el celador de una empresa privada de León que nos brindaba servicios de vigilancia”, expresó, y se mostró sorprendido por la presunta vinculación con el hurto del finquero Salvador Hernán Ruiz Mendoza, quien según él compraba hasta 100,000 córdobas en urea para la siembra anual de 300 manzanas de maní, sorgo y arroz.

El representante de la empresa cree que se trata de una banda delictiva, cuyo cabecilla “reclutó” a varias personas que ambicionan el dinero.