•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un matrimonio ha sido encontrado culpable por el delito de estafa agravada, pero un juez optó por dejarlos en libertad, causando asombro.

El juez IV Distrito Penal de Juicio de Managua, Carlos Silva Pedroza, es quien dictó un fallo de culpabilidad contra el matrimonio compuesto por Roberto Espinoza López y su pareja Rosa Martínez Vanegas, quienes son procesados por el delito de estafa agravada, por un monto que asciende a  los U$$ 936,887.62.

Silva Pedroza, no obstante, ordenó que los inculpados sigan libres.

Roberto Espinoza también fue encontrado responsable de los ilícitos de gestión abusiva y falsedad material en perjuicio de las fundaciones Business Profesional Network (BPN), de origen suizo, y la estadounidense Partners  Worldwide  INC.

“Ellos (Roberto Espinoza y Rosa Martínez) siempre se han presentado a las audiencias que han sido citadas a lo largo de los cuatro años que ha durado el proceso y no veo motivo por el cual ahora tengan que huir”, consideró el judicial para no imponer la prisión preventiva.

La decisión del juez Carlos Silva fue protestada por el fiscal auxiliar, Félix Cárcamo, quien señaló que una vez emitido el fallo de culpabilidad el judicial está en la obligación de imponer la prisión preventiva.

Antes que el juez Carlos Silva resolviera mantener en libertad a los inculpados (Roberto Espinoza y Rosa Martínez), la Fiscalía y los acusadores particulares, Silvia Sánchez y Marcos Ortiz, pidieron la pena máxima para los declarados culpables.

La parte acusadora pidió que Roberto Espinoza sea sentenciado a seis años de prisión por estafa agravada y el pago de una multa equivalente a 500 días del salario mínimo del sector industrial; además de tres años de cárcel por gestión abusiva y dos por falsedad material, para totalizar 11 años de privación de libertad.

Para Rosa Martínez, declarada culpable únicamente por estafa agravada, los abogados acusadores también pidieron la pena máxima de seis años de prisión y 500 días multa.

Por su parte, las representantes de la Defensoría Pública solicitaron las penas mínimas para Roberto Espinoza y Rosa Martínez, lo que significaría una pena de cuatro años y seis meses para el primero -por los tres ilícitos que fue declarado culpable- y tres años para la segunda.