•  |
  •  |
  • END

Más de 24 horas de incertidumbre y desesperación han vivido los familiares de una pequeña de dos añitos que la tarde del miércoles desapareció del área de venta de comidas rápidas en Metrocentro.

Arelis Rebeca Puerta explicó que dejó a su pequeña, Rebeca Argentina Mayorquín Puerta, un momento para dirigirse al baño, y cuando regresó ya no estaba.

“Mi niño de siete años me dijo que una chavala que estuvo en los juegos se la llevó para su casa, y empecé a desesperarme, a buscarla por todos lados, y no estaba”, relató Puerta.

Al momento de la desaparición, la menor estaba al cuido de su hermano, quien no pudo evitar que la chavala se la llevara.

Fueron a jugar
La madre de la niña, llegó con dos de sus tres hijos a Metrocentro para que jugaran un rato, pero en los 20 minutos que tardó en el baño, la niña se extravió.

“Le pedí a la señora de los juegos que me le “echara un ojito”, pero ya no encontré a mi niña”, declaró Puerta.

La mamá de la niña recordó que la chavala que supuestamente se llevó a su hija tiene aproximadamente 12 ó 13 años y estaba pidiendo dinero porque se iba a subir a los juegos, pero aparentemente aprovechó el momento de soledad de los dos niños para llevarse a Rebeca Argentina.

“Yo pensé que era hija de la administradora de los juegos, pero cuando la vi de chinelas dije: pues no es su hija, pero no pensé que se iba a llevar a mi niña”, lamentó Puerta.

Policía busca a la niña
La Policía de la Quinta Delegación, en coordinación con agentes de Inteligencia Nacional, realizaron un operativo exhaustivo para tratar de dar con el paradero de la pequeña Rebeca.

Ayer por la mañana se dirigieron al barrio Jorge Dimitrov, donde supuestamente habita la chavala de 12 años que se la llevó, acción que fue grabada por las cámaras de seguridad de Metrocentro. En el vídeo se ve a la raptora salir por el parqueo rumbo al “Jorge Dimitrov”.

No se dan por vencidos
Por la tarde se realizó otro operativo en Metrocentro porque a la casa de la abuelita de la niña llamó un niño, quien dijo vía telefónica que ya había ido a dejar a Rebeca al centro de compras, pero todo era falso.

Uno de los agentes informó extraoficialmente que temen que quienes tienen en su poder a la niña no quieran entregarla por miedo a represalias y que la vayan a dejar botada en un lugar donde su vida peligre.

Los familiares de la menor se han movilizado por todos los medios de comunicación e incluso pegaron volantes con la foto de Rebeca en Metrocentro, pero los de seguridad las quitaron por orden de la gerencia.

“Eso es una barbaridad, deberían ser más humanos, por lo menos las hubieran quitado mañana (hoy), además no es la primera niña que se pierde”, recalcó entre sollozos doña Elvira Mejía, abuela paterna de Rebeca.

La familia de Rebeca Argentina Mayorquín Puerta piden a quien la tenga que por favor la regresen, y que no sigan llamando para jugar y pedir dinero para regresarla.

Para mayor información llamar a los números telefónicos 289-6023, 808-3984, 632-6070 o al 118 de la Policía Nacional.