•  |
  •  |
  • Edición Web

Meter las manos fue lo único que pudo hacer Anabell González Carrión, de 32 años para no morir decapitada a manos de su tío Armando Urbina González, de 44, quien descargó sobre ella varios machetazos al anochecer del 6 de junio del 2018.

La mujer a quien los médicos le tuvieron que hacer dos cirugías que duraron ocho horas para salvarle las manos, fue agredida por su pariente en presencia de sus dos menores hijos 10 y 13 años.

Según un dictamen médico, los machetazos cercenaron tendones de la mano izquierda de Anabell González,  lo que significa ella perdió la movilidad en esa extremidad superior.

La salvaje agresión tuvo como escenario la casa de la víctima en el  barrio Villa Israel en el Distrito VI de la capital y se produjo cuando el agresor estaba tomado de licor y drogado, según Anabell González.

“El (Armando Urbina) estaba tomado y drogado en la puerta de la casa y como no se quitaba de la pasada  yo pasé a un lado y me metí a mi cuartito;  pero él tenía una cara de furia y cuando salí con dos platitos con comida me dio un machetazo en la cabeza y después yo solo metí las manos”, relató Anabell González.

La víctima expresó que cuando ella recibía los filazos a manos de su tío Armando Urbina, sus hijos de intercedieron;  pero quien logró contener al agresor fue un vecino quien le golpeó con un trozo de tabla en la espalda.

Por los hechos antes narrados  el Ministerio Público  acusó a Armando Urbina en el Juzgado Sexto Distrito Especializado en Violencia de la capital por homicidio frustrado y violencia contra la mujer.

En ese Juzgado la jueza Karla García aceptó la acusación y dictó prisión preventiva para el acusado, sin embargo después se declaró incompetente para seguir conociendo de la causa y mandó el expediente a un juez ordinario.  

Ahora la causa está radicada en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital donde el juez Henry Morales declaró nulo todo lo actuado por su colega

Karla García y programó audiencia inicial con características de preliminar para el próximo 23 de julio.

Mientras tanto Armando Urbina permanece en la cárcel Modelo de Tipitapa descontando días de prisión preventiva.