• |
  • |
  • END

En un hecho de violencia probablemente inédito varios motociclistas le pasaron por encima del rostro sus motos a Héctor Josué Porras López, de 17 años, quien hoy cumple 10 días de agonía en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

El padre de la víctima, del mismo nombre, asegura que un grupo de seis sujetos que viajaban en tres motocicletas interceptaron a su hijo cerca de la Iglesia Santa Ana, a la medianoche del sábado 25 de abril, lo tumbaron de un golpe y acto seguido lo “machacaron” con las llantas de las motocicletas.

Diez días después de la agresión, el rostro de Héctor Josué Porras se ha desinflamado, pero sigue en estado de coma a consecuencia del trauma craneal que sufrió.

El acto de violencia sin límites se produjo cuando Porras, en compañía de su amigo, José Vallejos Rosales, regresaba de una fiesta de 15 años, según el padre del joven agonizante.

José Vallejos Rosales, al denunciar los hechos en la Estación Dos de Policía, afirmó que fueron agredidos por varios sujetos cuando se dirigían de un bar a otro, en busca de más licor.

Héctor López se quejó porque supuestamente 10 días después de la agresión contra su hijo, ningún médico forense se ha presentado a examinar al muchacho, para hacer el correspondiente dictamen médico legal.

Las autoridades policiales aclararon que la supuesta tardanza en la llegada del forense no es responsabilidad del investigador de Auxilio Judicial, porque ése informó a las autoridades del Instituto de Medicina Legal desde el pasado 28 de abril.

Huyeron del país

Los supuestos autores del salvaje ataque contra el adolescente de 17 años al parecer se fugaron del país con rumbo hacia Honduras, reveló una fuente policial.

Entre los agresores que presuntamente se fugaron hacia la vecina nación del norte, están los sujetos apodados “Tito La Mirna”, “Solín” y “Pajarito”, habitantes del sector del Cartelito de Santa Ana.