•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

José David Castro, de 34 años, es la persona que murió de tres impactos de bala esta mañana en el barrio Villa Reconciliación, en Managua, mientras repartía bebidas en una pulpería.

Según testigos de la tragedia, dos delincuentes a bordo de una motocicleta emboscaron el camión donde se trasladaba la víctima junto con otros dos acompañantes y los intimidaron con un arma de fuego.

Dos de los trabajadores estaban descargando productos dentro de una pulpería, mientras que Castro se quedó dentro del vehículo que manejaba.

El asaltante que iba como pasajero en la motocicleta se bajó y le pidió que le diera todo el dinero que andaban y mientras la víctima los buscaba para entregárselo le dispararon, narró una de las personas que presenció el hecho y prefirió el anonimato.

Según esta testigo, Castro le tiró el dinero al ladrón y este le hizo otras tres detonaciones.

Los compañeros de la víctima huyeron por temor a ser heridos. Los delincuentes tomaron parte del dinero y se retiraron con dirección al lago.

Castro fue atendido por los pobladores del lugar, quienes lo trasladaron en un taxi hacia el hospital Alemán Nicaragüense.

Una de las personas que lo acompañó hasta el hospital, aseguró que los doctores le dijeron que la víctima ya había fallecido.

“Le dieron choques eléctricos para ver si revivía, pero no fue posible. Los médicos dijeron que recibió tres disparos en el abdomen, uno cerca de la tetilla izquierda”, declaró la testigo.

Agentes de la policía llegaron al lugar de los hechos, a investigar.

Los vecinos denunciaron que uno de los uniformados en vez de hacer sus tareas de investigación, comenzó a increparlos y a decirles que los asaltantes eran estudiantes a los que la gente tanto defiende.

Los oficiales se llevaron los casquillos de los disparos. Testigos afirman que los delincuentes tenían el rostro descubierto y  andaban un arma 9 milímetros.