•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una amenaza de muerte hecha a la salida de una audiencia en un juzgado de Familia el 4 de junio del 2018,  es una de las pruebas con las  que la Fiscalía respalda su acusación por femicidio contra Roberto Estrada, de 63 años, sospechoso de mandar a asesinar a su esposa, Sarybel Abad Urcuyo, de 46.

El Ministerio Público también respalda su acusación contra Roberto Estrada con la captura de pantalla de un mensaje amenazante presuntamente enviado por él a la víctima el 28 del mismo mes.

 Lea: Mujer ejecutada en Managua esperaba justicia por violencia contra la mujer

Sarybel Abad Lacayo quien pasaba por un “difícil” trámite de divorcio con Roberto Estrada apareció muerta con un impacto de bala en la cabeza la tarde del 3 de julio del año en curso de la cuesta el Plomo, dos horas después de haber sido secuestrada por hombres encapuchados en una calle de Altamira, en Managua.

Las amenazas 

En el escrito acusatorio presentado en un Juzgado Especializado en Violencia, en Managua, se indica que el acusado (Roberto Estrada) al salir de una audiencia en el Juzgado Noveno Distrito de Familia de la capital, el 4 de junio del presente año le dijo a Sarybel Abad (q.e.p.d): “Te vas a morir… sos una ladrona”.

Esa audiencia celebrada en la sala 6 de los tribunales de Familia de la capital era para finiquitar lo relativo a la liquidación de la aceitera Fracossa, de la cual Roberto Estrada es su gerente general y principal dueño.

 De interés: Asesinan de tres disparos a repartidor de bebidas en Managua

El 24 del mismo mes el sospechoso habría mandado un mensaje de texto al número telefónico de la víctima, diciéndole: “Con tres mil dólares te mando a matar”, según una prueba ofrecida por la Fiscalía.

Roberto Estrada, de 63 años, sospechoso de mandar a asesinar a su esposa, Sarybel Abad Urcuyo. Foto: Ernesto García/END

Los hechos

En la acusación se explica que entre el 28 de junio del 2018 y el 2 de julio del mismo año, Roberto Estrada, con el propósito de terminar los conflictos (financieros) con su esposa contrató a dos hombres de identidad desconocida para que la mataran.

Roberto Estrada le habría dado todos los detalles a los sicarios sobre la rutina de Sarybel Abad, entre lo que destaca que ella acostumbraba visitar a su mamá María Alicia Urcuyo al mediodía, en Altamira, de donde fue secuestrada.

 Además: Encuentran sin vida a policía que estaba desaparecido tras ataque en puesto policial en Mulukukú

“Los sujetos desconocidos que Roberto Estrada contrató para matar a la señora Sarybel Abad tenía como misión aparentar que el móvil del crimen era un robo cometido por delincuentes comunes”, reza la acusación en otra de sus partes.

Roberto Estrada, de 63 años, sospechoso de mandar a asesinar a su esposa, Sarybel Abad Urcuyo. Foto: Ernesto García/END

El abogado Álvaro Chicalarios, quien defiende al empresario Roberto Estrada, calificó de “fábula” la acusación que por femicidio presentó la Fiscalía contra su representado, negando que este tenga que ver con el crimen de Sarybel Abad Lacayo.