• |
  • |
  • END

VILLA NUEVA, CHINANDEGA
De milagro está vivo el policía Víctor Manuel Espinoza, quien perdió la charretera que lucía en el hombro izquierdo cuando Bernardo Marcial Ruiz Dávila le realizó un disparo de revólver calibre 38.

El comisionado Lee Edwin López, jefe en funciones de la Policía de Chinandega, informó que tres efectivos policiales investigaban un abigeato en la comarca Cañafístula, cuando dos ciudadanos los llamaron debido a que habían sido agredidos por Ruiz Dávila, quien en estado de ebriedad se movilizaba a bordo de una bicicleta y les hizo un disparo, el cual no dejó consecuencias.

“Los policías le ordenaron detenerse, pero Bernardo Marcial desobedeció y les lanzó dos balazos, uno impactó en la hombrera del policía Espinoza, aunque aparentemente la intención era balearlo en el pecho. El oficial interpuso denuncia por homicidio frustrado, agresión y portación ilegal de armas, entre otros cargos”, dijo el jefe policial.

Añadió que para neutralizar al escandaloso, el gendarme le asestó un disparo en el muslo. Ruiz Dávila, quien resultó con lesión leve, fue atendido en el centro de salud del municipio de Villa Nueva.

El departamento de Asuntos Internos de la Policía Departamental investigó el hecho y elaborará un informe para aplicar medidas administrativas al policía, si el caso lo amerita. Además, remitirán un informe pormenorizado a la Fiscalía que determinará si cabe acusación contra el uniformado, aunque éste actuó en defensa propia.