Lizbeth García
  • |
  • |
  • END

“Admito los hechos y pido disculpas a los afectados”, dijo ayer el reo José Luis Pérez Pérez, quien junto a Evert Salvador Godínez Montiel se declaró culpable por haber robado y baleado al mánager del equipo de béisbol “Tiburones del Granada”, Hubert Alberto Silva Carcache, quien en enero de este año estuvo al borde de la muerte, tras un robo en el cyber café “Turbo”, del Reparto Miraflores.

Junto a estos dos ciudadanos también fue enjuiciado Walter Ramsés Sánchez, pero como la Fiscalía no presentó suficientes pruebas en su contra para acreditar que él haya participado del atraco conduciendo el vehículo en el que huyeron los hechores, el juez Víctor Molina clausuró el proceso, lo relevó de toda responsabilidad y lo puso en libertad.

Ante la declaratoria de culpabilidad de los otros dos acusados, el juez suplente Cuarto Penal de Juicio de Managua clausuró el juicio que se le seguía a Pérez Pérez y Godínez Montiel inmediatamente celebró la audiencia de debate de pena, donde la fiscal Catalina Hernández y el representante de las víctimas, Óscar Ruiz, solicitaron ocho y cinco años de prisión, respectivamente, para los autoinculpados.

Por su parte José González, abogado de Pérez Pérez, solicitó las penas mínimas de cuatro y tres años de prisión --la máxima es de siete y seis, respectivamente--, en cuanto a los delitos de robo con intimidación y lesiones, pero le pidió al juez que sean de cumplimiento simultáneo para que su patrocinado descuente sólo cuatro años “a la sombra” y no siete.

Francisco Reyes pidió la pena mínima para Godínez Montiel y la suspensión de la condena, tomando en cuenta que era la primera vez que su cliente delinquía, pero además señaló que a Hubert Silva se le resarcirán los daños hasta por 5,000 córdobas.