•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Germán Ortega Matuz, alias “El Chele Matuz”, jefe del grupo delictivo llamado “Los pincha llantas” fue detenido después de cuatro años de búsqueda.

En la acusación presentada en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, “El Chele Matuz” realizó siete robos en el período comprendido entre el 11 de septiembre del 2014 y el 25 de febrero del 2015.

En tres de los siete robos, Germán Ortega Matuz participó de manera directa y en cuarto de ellos se encargó de dirigir y apoyo logístico, según el extenso escrito acusatorio del Ministerio Público.

“El Chele Matuz” era quien se encargaba del alquiler de vehículos, para la ejecución de los robos que el grupo delictivo realizaba en estacionamientos de colegios, centros comerciales, gasolineras y negocios de comida rápida, afirma la acusación fiscal.

La banda de “Los pincha llantas” era conformado por 11 miembros, siete cumplirán condenas de 11 años, uno fue absuelto y dos están pendientes de ser capturados.

Modalidad de robos

Según se explica en la acusación, el grupo primero distaría a los vigilantes de los parqueos donde las victimas dejaban estacionados sus vehículos.

Una vez logrado el primer objetivo procedían a forzar o “chapear” las puertas de los automóviles o romper los vidrios para sacar los objetos de valor que encontraran dentro.

Para que las víctimas no les pudieran dar persecución, los acusados les ponchaban las llantas con punzones.

Fue así que este grupo delictivo logró apoderarse de cámaras fotográficas, computadoras portátiles, teléfonos celulares y hasta el cartapacio de un abogado, que después vendieron a un recepto de objetos robados (conocido como tope) en el Mercado Oriental.

Se quedaba con la mayor parte

En la acusación fiscal se indica que Germán Ortega, por su condición de cabecilla del grupo, se quedaba con la mayor parte del dinero que obtenían por la venta de los objetos robados, los que vendían a los comerciantes, Carlos Pérez Herrera y Francisco Jiménez Matuz.

En el caso del comerciante Carlos Pérez Herrera fue declarado no culpable del delito de receptación de objetos robados (conocido como tope), pero su colega  Francisco Jiménez fue sentenciado a 11 años en la cárcel al igual que los autores directo de los robos.

Por los hechos antes mencionados el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Abelardo Alvir Ramos dictó prisión preventiva para Germán Ortega y programó audiencia inicial para el próximo 6 de agosto a las 11:30 am.