Róger Olivas
  • |
  • |
  • END

CHINANDEGA
El comisionado Lee Edwin López, jefe interino de la Policía de Chinandega, dijo que van por buen camino las investigaciones para esclarecer el asesinato atroz del celador Miguel Antonio Rivera Montes, de 37 años, empleado de la Empresa de Protección Civil S.A. Procecsa, originario del barrio La Resistencia, de esta ciudad.

Rivera Montes fue ultimado por un sujeto desconocido, quien le propinó 19 cuchilladas, 11 en el tórax, siete en la espalda y una en la nuca. Además, presentaba un mordisco en el antebrazo derecho, no se sabe si de hombre o de mujer.

El jefe policial aseguró a EL NUEVO DIARIO que el victimario y la víctima riñeron a las tres y media de la madrugada del primero de mayo, cerca de una ferretería que desde febrero del corriente año cuidaba el celador. Ya herido de muerte, Miguel Antonio caminó varios metros en busca de auxilio, pero se desvaneció cerca de un portón.

“En los próximos días brindaremos información positiva, abrimos un círculo bastante amplio, el cual venimos cerrando en la medida que corroboramos varias versiones. No se descarta el aspecto pasional, pero el móvil no está plenamente establecido. El victimario robó el revólver calibre 22 a Rivera Montes, no así una cartera con 20 córdobas que el infortunado tenía en el pantalón”, dijo el jefe policial.

Se conoció que hay tres personas detenidas, entre ellas un taxista que presuntamente presencio el crimen, pero el comisionado López no confirmó ni descartó esa información.

Un primo del vigilante dijo que éste tenía vida conyugal con la mujer de su rival, quien estaba celoso y recientemente habían peleado, por ello cree que aprovechó que Rivera Montes estaba dormido cerca del lugar que vigilaba, para asesinarlo sin piedad.

La zona donde fue asesinado el vigilante es cercana a la principal Terminal de buses de esta ciudad, ubicada en el Mercado de Mayoreo El Bisne, donde diariamente se movilizan cientos de personas.