• |
  • |
  • END

Lizbeth García
No hubo quórum para
“La Morsa” y compañía
Porque sólo se presentaron nueve candidatos a jurados, de los cuales cuatro fueron recusados, el juez Séptimo Penal de Juicios de Managua, Octavio Rothschuh, tuvo que reprogramar para el 26 de mayo de este año el juicio oral y público para Santos Medardo Aguirre Cerda, de 24 años, alias “La Morsa”, y Wilberth Antonio Gutiérrez, acusados por la presunta coautoría de robo agravado y el homicidio de Rivan Gabriel Vanegas Araya, de 28 años. El primero de marzo de este año, la víctima salió de su casa, en la Colonia Centroamérica, para ir a ver a su novia, Karen Gago, en Bello Horizonte, por lo que abordó el taxi blanco, placas M00785, que conducía Gutiérrez, quien llevaba como copiloto a su mujer, sólo identificada como Anielka, y como pasajero en el asiento trasero a Aguirre. A la altura de los semáforos de la Nicarao, supuestamente “La Morsa” intimidó con un arma al joven pasajero, quien se defendió lanzándole gas mostaza en los ojos y en el rostro, momento en que el imputado le disparó en el tórax. Después lanzaron el cuerpo del taxi y huyeron rumbo al barrio María Auxiliadora.

Con 18 años de presidio
cualquiera se redime
“Las penas son reeducativas y humanizantes, buscan redimir al delincuente tomando siempre en cuenta al hombre que hay en él… Al beneficiado se le debe brindar una oportunidad”, dice el auto mediante el cual la juez Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria dio lugar a la extinción de pena a favor de José Miguel Bermúdez, quien en 1998 fue sentenciado a 18 años de presidio por violación en perjuicio de M.I.A.J., pero en febrero de 2007 obtuvo la libertad condicional por un periodo de prueba de dos años, que cumplió del 30 de marzo de 2007 al 30 de marzo de 2009, por lo que su pena fue extinguida.

Decretan prescripción

Aunque Juan Manuel Cortés Narváez no pidió la prescripción de su pena, la juez Segundo de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria se la concedió de oficio. Cortés fue condenado el 18 de diciembre de 1995 a 20 años de prisión por la autoría de violación en perjuicio de M.S.G.F., por lo que a la fecha ha completado 13 años, cuatro meses y siete días de prisión. La judicial explicó que de acuerdo con el viejo Código Penal, el de 1974, la prescripción opera a los siete años de que se dicta la última sentencia firme y en caso de autos ya había operado.