José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

EL RAMA
La joven Jamileth Abarca García, de 16 años, se dirigía a su trabajo, a las 7:40 de la mañana del martes cinco de mayo, en su bicicleta, cuando fue atropellada por un bus que se dirigía de norte a sur, en pleno centro de esta ciudad.

La muchacha fue impactada con el extremo del bumper del bus, cuando éste hizo un zigzag para aventajar a otro vehículo.

Según los testigos que presenciaron el accidente, Jamileth fue lanzada a cinco metros de distancia sobre el pavimento y quedó tendida y sin fuerzas para poderse levantar, mientras que a la bicicleta le pasó encima la llanta trasera de la unidad, y la dejó destrozada. El conductor continuó su marcha sin detenerse y sin brindar auxilio a la víctima.

Las personas que ahí se encontraban socorrieron y levantaron a la jovencita, y un taxista la trasladó de inmediato al centro asistencial de la localidad.

Una vez en el hospital, los médicos le brindaron asistencia, pero por su estado delicado decidieron a remitirla el Hospital Asunción, de la ciudad de Juigalpa, Chontales. Los médicos de ese centro asistencial de igual forma le brindaron asistencia técnica y diagnosticaron su estado como muy critico.

Abarca García presenta una herida profunda en el vientre, la que le pudo haber lesionado órganos internos, también le encontraron múltiples fracturas en la pelvis y la columna y graves lesiones en la cabeza y el tórax.

En el Hospital Asunción le realizaron la primera operación, pero por su grave estado, decidieron remitirla hasta el Hospital “Lenín Fonseca”, de Managua, donde se debate entre la vida y la muerte.

Conductor no tiene licencia

El conductor Víctor Romero, hijo del dueño del bus, quien manejaba el autobús, no portaba licencia para conducir, lo que según la Ley de Tránsito, provocó una violación a la ley y es un delito penado por no portar licencia y provocar lesiones múltiples en una persona.

Para proteger al hijo del dueño del bus, Walter Ronaldo Galeano Rocha, conductor del automotor, asumió la causa como si él hubiera provocado el accidente.

El bus y el conductor fueron puestos a la orden del Ministerio Público por la Policía Nacional de esta ciudad.