•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El policía César Martín Blandón Urrutia, de 45 años, murió a balazos anoche en Jinotepe, Carazo, y las autoridades no han capturado a ningún sospechoso del crimen.

La Policía Nacional confirmó hoy el delito, ocurrido en la comunidad Triángulo de Oro, municipio de Jinotepe, departamento de Carazo.

"Delincuentes desconocidos asesinaron por impactos de bala al capitán César Martín Blandón Urrutia, 45 años. El capitán Blandón Urrutia estaba ubicado en la Delegación Policial del departamento de Matagalpa, se había trasladado a Masaya a visitar a su familia", detalla una nota de prensa.

Por el crimen no hay ningún detenido. Archivo/END

De acuerdo con la versión policial, cuando ocurrió el crimen, la víctima "se dirigía a comprar (una) motocicleta" y "los delincuentes le sustrajeron pistola, dinero, chaqueta de vestimenta civil y sus zapatos". 

Según la Policía Nacional, a Blandón Urrutia lo asesinaron para robarle.

"(Un) equipo técnico conformado por oficiales de investigación, inteligencia policial y peritos de criminalística realiza las diligencias investigativas pertinentes para la captura de los delincuentes", concluye la nota oficial.

En Jinotepe, el caso ha provocado conmoción. La víctima vestía una especie de suéter y jean. El cuerpo estaba sin zapatos y sus pies estaban atados con una faja.

Las primeras versiones indican que al ser descubierto el cadáver, policías y parapolicías rodearon el sitio.

La Policía Nacional investiga el caso. Archivo/END

El camino donde mataron a Blandón Urrutia es solitario y sirve de paso para llegar a las ciudades de San Marcos y sus comunidades.

Pobladores que pasaron por la zona a eso de la diez de la mañana de este lunes dieron aviso a la Policía Nacional.