•  |
  •  |
  • END

En operativos por separado las autoridades policiales de los distritos II y V de Managua pusieron fuera de circulación a cinco presuntos criminales.

Los cinco sospechosos de homicidio son señalados de participar en dos de los cuatro crímenes acontecidos en la capital entre el pasado fin de semana y la madrugada del miércoles.

El primero en ser “cazado” por los agentes del orden público fue Róger Alberto Cantillano Rodríguez, de 20 años, señalado como principal sospechoso de haber participado en el crimen del comerciante Francisco Mojica Flores.

El hombre de negocios fue masacrado a golpes, garrotazos y luego rematado con un impacto de bala, en las oscuras calles del barrio “Walter Ferreti”, la medianoche del pasado sábado.

Róger Alberto Cantillano, quien dijo llamarse Leonel Cantillano Rodríguez, fue capturado por la Policía en una casa ubicada en el barrio La Fuente.

“Ninón” y “Tito la Mirna”

A otros que la Policía “les echó el guante” fueron a los hermanos Henry de Jesús y Marvin Nicolás Rodríguez Mendoza, apodado “Tito la Mirna” y “ Ninón”, respectivamente, quienes enfrentan cargos por la presunta autoría de un asesinato.

Los hermanos Rodríguez, junto a Carlos Chamorro Mendieta, alias “Chamorro”, Roberto García Lezama, apodado “Solín”, y Josué Israel Blanco, son acusados de haber asesinado a Héctor Josué Porras López, de 17 años, quien murió en el Hospital “Lenín Fonseca”, luego de 12 días de agonía.

Una de las motocicletas cuyas llantas le pasadas sobre el rostro a Héctor Porras López, fue encontrada por la Policía en la casa del sujeto apodado “Ninón”, mientras su hermano, a quien se le conoce como “Tito la Mirna”, era buscado desde octubre del año pasado cuando se fugó de la Estación Dos de Policía.

Por la saña con que fue ejecutado el crimen, las autoridades policiales remitieron el caso a la Fiscalía como asesinato.