Yelba Tablada
  •  |
  •  |
  • END

JUIGALPA, CHONTALES
La señora Reina Isolina López Aguilar, de 73 años, cayó en la trampa de un ágil delincuente de identidad desconocida, quien con toda la facilidad del mundo la despojó de 10 mil 200 córdobas en efectivo, cuando se presentó a la casa de la denunciante.

El antisocial, después de saludar a la anciana penetró rápidamente a la vivienda, ubicada de la Policía de Santo Tomás, media cuadra al oeste, y le dijo que el hijo de un amigo de ella estaba ingresado en un hospital capitalino.

Aunque doña Reina Isolina no preguntó el nombre del amigo, sin pensarla más entró a su cuarto y sacó el dinero para entregárselo al falso mensajero, él que al instante se marchó del lugar sin darle las gracias a la humilde mujer.

Sin ninguna malicia y creyendo que había actuado de buena fe, horas más tarde López Aguilar se enteró que había sido estafada por el desconocido al conocer que sus amigos más cercanos no tenían a ningún familiar hospitalizado.

La afectada, acompañada de uno de sus hijos, se personó a la estación de Policía de la localidad, donde interpuso formal denuncia, y de inmediato una guardia operativa recorrió por varias horas el casco urbano de Santo Tomás, sin alcanzar resultados positivos.

Los uniformados, a través del álbum de encartados, hacen hasta lo imposible por identificar al experto delincuente que afectó a la señora López Aguilar, la que todavía sigue lamentando la pérdida de su dinero.