•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El niño Danny German Puertas Sotelo de ocho años, falleció estrangulado por su hermana Wendy Puertas, de 16 años, según relató a El Nuevo Diario Alfonso Sotelo, abuelo materno del niño, cuyo cadáver fue encontrado el domingo dentro de un saco en el patio de un vecino.

El hecho ocurrió la tarde del sábado, cuando ambos menores de edad se encontraban solos en su casa de habitación, ubicada en la comarca Valle de la Laguna, del municipio de Masaya, mientras la madre de ambos se encontraba trabajando.

“De alguna manera han de haber terminado discutiendo, lo que llevó a chavala (su hermana) le apretara fuertemente el cuello con ambas manos hasta dejarlo sin vida, luego ella sola se encargó de meter el cuerpo en un saco color rosado y lo tiró al fondo del patio de la casa”, expresó Alfonso Sotelo, abuelo del niño.

 Danny German Puertas Sotelo, de ocho años, estudiaba el segundo grado en el Colegio Público José Augusto Flores Zúniga. Katherine Chavarría/ END

La búsqueda empezó el sábado como a las 5 de la tarde, después de que su hermana había dicho que el niño estaba desaparecido.

De inmediato llamaron a la policía y varios familiares y vecinos empezaron a buscar al menor en los alrededores de la casa, pero no lograron encontrarlo.

 “El sábado no encontramos nada y el día domingo vino la policía muy temprano para retomar la búsqueda, y quien nos guiaba siempre era mi nieta Wendy, pero mientras se hacían las investigaciones se encontró un saco, y fue cuando ella empezó a declarar que ella lo había estrangulado y que ella misma lo había metido en el saco y lo había llevado al fondo del patio”, dijo su abuelo.

La adolescente Wendy Puertas Sotelo, quien también es madre de un niño de un año, fue detenida por la Policía Nacional el día domingo y trasladada hasta la estación policial de Masaya, donde será procesada por el delito de homicidio en los juzgados para menores.

“Ella está siendo valorada por sicólogos, su condición es estable, esta arrepentida por lo que hizo, ella misma nos dice que no sabe en qué momento le hizo eso a su hermano, que se siente muy mal por lo ocurrido, ahora ella será juzgada y esperamos que Dios nos ayude con este dolor tan grande”, dijo el abuelo Alfonso Sotelo.

Vecinos de la comarca Valle de la Laguna, del municipio de Masaya, llegaron a dar el pésame a los familiares del menor. Katherin Chavarría/ END

Danny era el menor de sus hermanos, y según su abuelo era muy servicial con las personas, nunca se cansaba de jugar y cursaba el segundo grado en el Colegio Público José Augusto Flores Zúniga.

Silvia Maritza Ortiz, maestra de la víctima expresó que “él todos los días me esperaba a la salida de la escuela para irnos juntos, yo lo pasaba dejando cerca de su casa y de ahí me iba sola, siempre me cargaba mis libros, nunca lo olvidaré, en clases siempre le gustaba participar, era muy servicial y le gustaba ayudarle a los demás, siempre se esforzaba por cumplir con sus tareas”, aseguró la docente.

“Para mí la noticia me tomó por sorpresa, no podía creerlo cuando me lo dijeron,  porque nunca imaginé que fuera a morir así, era un ser extraordinario, marcó mi vida por su sencillez y humildad, él tenía su grupo de amigos cercanos y hoy nos deja un gran vacío”, agregó la maestra.

El cuerpo del niño fue sepultado a las 5:30 de la tarde el propio domingo en que fue encontrado, en el cementerio San Sebastián del Valle de la Laguna, acompañado de familiares y compañeros de la escuela.