•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un camión cisterna se volcó ayer miércoles con 7,500 galones de combustible, en la temida cuesta conocida como  Kukamonga ubicada en el kilómetro 169 de la carretera panamericana, en Estelí.

Según información preliminar, el pesado vehículo sufrió problemas en el sistema de frenos, sin embargo, en el intento de evitar caer en un precipicio, el conductor de la cisterna se aproximó a un paredón que está a la orilla de la vía donde terminó volcado.

A causa del accidente, se derramaron más de cinco mil galones de combustible, el restante (2,100 galones), fue trasegado a dos cisternas para ser llevado hasta Somoto.

 Lea: Ganado en la vía provoca vuelco de camión y heridos en Estelí

El cabezal placa M 181 949 y la cisterna placa  M 180 189, eran conducidos por José Javier Guerrero Ramos, de 51 años de edad, originario de Managua, este resultó con golpes y heridas leves debido al accidente.

Especialistas en primeros auxilios básicos de los Bomberos Unificados lo atendieron en el lugar del accidente, sin embargo no fue necesario su traslado al hospital.

 De interés: Cuarta muerte en accidente de motocicleta en Chontales en lo que va de agosto

Bomberos especializados de la ciudad de Estelí se movilizaron hasta el lugar, donde trabajaron durante al menos seis horas continuas para limpiar el área afectada por el derramamiento de combustibles.

Los bomberos lanzaron sobre la calzada varios litros de agua y espuma especial para evitar un incendio. Foto: Máximo Rugama/END

Los bomberos lanzaron sobre la calzada varios litros de agua y espuma especial para evitar un incendio y a la vez prevenir que otros vehículos se deslizaran al hacer contacto con el asfalto lleno de combustible y aceites lubricantes.

 Además: Bus se vuelca con 60 pasajeros y deja varios lesionados en Boaco

Miembros de la Policía Nacional se movilizaron al lugar del accidente para realizar las debidas investigaciones y facilitar el tráfico vehicular en el lugar.

Varios ciudadanos que se movilizaban por el lugar en sus vehículos, aprovecharon el accidente de la cisterna para rellenar sus tanques con combustible.