Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Violador ríe ante su víctima
Porque su comportamiento riñe con las normas penales y sociales establecidas, la jueza Cuarto Penal de Audiencias de Managua, Martha Martínez, admitió la acusación que la fiscal Sugey Fúnez promovió en contra de Gonzalo David Carmona Alvarado, de 25 años, quien supuestamente violó a su cuñada de 14 años, cuando confiadamente subió a su taxi para que la llevara a hacer un trabajo escolar. El hecho ocurrió el 29 de abril, a las seis y media de la tarde, cuando la madre de la víctima le pidió al taxista que trasladara a su hija a Ciudad Sandino, pero Carmona supuestamente se desvió por Villa Soberana. La joven preguntó por qué se iban por ahí, pero no obtuvo respuesta, luego el acusado la trasladó a un predio baldío que está ubicado cerca de la Casa del Adulto Mayor, ahí detuvo la marcha, reclinó el asiento del copiloto donde iba la joven, la semidesnudó y la mancilló. La joven le rogó que la dejara porque le dolía, pero él supuestamente la continuó abusando hasta desflorarla, luego se habría echado a reír para después llevar a la víctima al mismo lugar donde la madre se la entregó. Producto de la pérdida de sangre, la joven tuvo fiebre, fue llevada al Centro de Salud y luego al Instituto de Medicina Legal, donde se confirmó la violación y se determinó que fue contagiada de una infección. Ante la existencia de dos dictámeness confirmando el delito, la juez decretó la prisión y programó la audiencia inicial para el 14 de mayo.

Juez celebrará audiencia en hospital

El presunto machetero que intentó “partirle la vida” a un policía de la Estación Tres de Policía, pero que sólo logró dañarle el radiocomunicador que el uniformado andaba en la cintura, fue acusado por obstrucción de funciones y daños en el Juzgado Cuarto Local Penal de Managua, cuya titular, Alía Ampié, le celebrará la audiencia preliminar hoy en el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”, donde el sospechoso está internado. Acusación en mano, el fiscal Arnulfo López explicó que los hechos acusados ocurrieron el tres de mayo, en la comarca Nejapa, donde una pandilla estaba alterando el orden. Al llegar al lugar, los habitantes denunciaron que el acusado, Bismarck Antonio Vallejos o Abner Medrano Sánchez, de 25 años, estaba apedreando las casas, pero cuando el aludido vio al policía Marlon Eduardo García, de 39 años, y a tres uniformados más, huyó, pero lo alcanzaron en el cuadro deportivo, por lo que el sospechoso sacó su machete largo y dijo: “El que se acerque, lo mato”. García trató de persuadir a Vallejos, pero éste le habría lanzado varios filazos, pero sólo le impactó en el lado izquierdo de la cintura, donde el oficial andaba el radio de 435 dólares que quedó hecho trizas.

Ante tal actitud, el policía le disparó a Vallejos en el pie izquierdo para desarmarlo y neutralizarlo.