•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una maestra suplente de preescolar que abusó sexualmente de su alumno de 4 años, en un colegio del distrito tres de Managua, fue condenada a 12 años de cárcel por la titular del Juzgado Sexto Distrito Penal Especializada en Violencia de Managua, Karla García.

El hecho delictivo ocurrió repetidas veces entre agosto y noviembre del 2017, cada vez que la maestra de iniciales K.M.D acompañaba al niño a los servicios higiénicos cuando este necesitaba hacer sus necesidades, dijeron los testigos del caso.

El pequeño les contó que la maestra le tocaba los genitales y lo besaba en la boca cuando lo llevaba al servicio higiénico. Archivo/ END

El delito salió a relucir cuando el niño empezó a mostrar un comportamiento violento y expresar un lenguaje sexualizado, algo que no era común en él, según lo relatado por sus padres.

A mediados de noviembre los padres confirmaron el abuso sexual del que fue víctima el niño por parte de su maestra suplente, cuando el niño en repetidas ocasiones realizaba movimientos de cadera mientras su madre lo tenía sentado en sus piernas.

Al prreguntar la mamá al niño cómo había aprendido eso, el niño le respondió que era su profesora  cuando estaban “escondidos en el baño”.

El pequeño les contó que la maestra le tocaba los genitales y lo besaba en la boca cuando lo llevaba al servicio higiénico que se ubicaba a unos 10 metros del aula de clase.

“La declaración del papá del niño contribuyó a debilitar la presunción de inocencia de la acusada y a construir la culpabilidad”, aseguró la judicial en su sentencia.

Los especialistas recomiendan estar pendientes de los cambios de ánimo y de actitud de los niños y niñas. Archivo/ END

Otra de las pruebas presentadas fue el testimonio del oficial de inspecciones oculares de la Policía Nacional, Alí Rodríguez, quien al mostrar las fotografías de la escena del crimen, el niño le señaló la foto número 25 en la que aparece el baño de los maestros.

Todas estas testificales coinciden con lo dicho por el niño a la sicóloga forense que lo examinó.  “En la entrevista el niño se mostró avergonzado y disperso”, refirió la sicóloga.

La jueza concluyó que la profesora se aprovechó de la vulnerabilidad del niño.

La acusada saldrá de la cárcel hasta el 19 de enero 2030.