•   Siuna, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos mineros artesanales murieron soterrados en diferentes sectores del municipio de Bonanza, Caribe Norte, en menos de 72 horas.

Raúl Sevilla Castro, de 22 años, falleció ayer por la noche en el sector de la mina Haylandmey. Según el informe brindado por las autoridades, hubo un deslizamiento de unas 10 toneladas de tierra que dejaron soterrado a la víctima.

 Lea: La minería ilegal en Ecuador, una lacra de daños incalculables

Al momento de la tragedia, la víctima se encontraba con su hermano Erlin Sevilla Castro, de 23 años, quien resultó con fractura en el brazo derecho, según informe de los médicos que atendieron la emergencia del Hospital Esteban Jean Serrano.

Al momento de la tragedia, una de las víctimas se encontraba con su hermano. Foto: Archivo/END

“Como a las 5:00 de tarde, estábamos trabajando, llegué a ayudarle a mi hermano porque quería terminar rápido, había una piedra grade que estaba media rajada por una orilla, cuando nos estábamos alistando para salir se vino esa parte y él quedó aterrado”, comentó Erlin Sevilla Castro.

 De interés: Hondureños protestan por explotación minera en cementerio

El pasado 22 de agosto el minero artesanal Miguel Ángel López Hernández, de 24 años, murió soterrado por un derrumbe en la mina Colorado, ubicada 2 kilómetros al norte de la comarca Ojochal, del municipio de Bonanza.

López Hernández tenía dos meses de trabajar en la mina y era originario de la comunidad de Greytown, Puerto Cabezas.

 Además: Hallan un enorme depósito de diamantes bajo la superficie terrestre

El cuerpo fue recuperado por rescatistas y trasladado al hospital local para ser preparado para sus honras fúnebres, las cuales fueron realizadas en la comunidad Vesubio.