•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Héctor Antonio Mendieta Ortiz, originario de Diriamba, Carazo, fue condenado a cinco años de cárcel por el delito de homicidio en perjuicio del joven Winston Javier Romero, de 22 años.

La juez Juana María Rivera, fue la encargada de dictar la condena a Mendieta en el Juzgado de Distrito Penal de Juicios, de Carazo.

 Lea: Caso Ángel Gahona: un asesinato, dos sentenciados y muchas críticas

Pese a que la Fiscalía y abogado acusador pidieron la pena de quince años de prisión, el reo sólo cumplirá cinco de los solicitados.

"La familia de la víctima informó que apelaremos la sentencia, pues quedó demostrado que el guarda de seguridad no actuó en legítima defensa, ya que mi representado no portaba ningún arma de fuego y tampoco atentó contra la vida del acusado, pediremos la pena máxima de 15 años", alegó el abogado Darwuin Balmori.

 De interés: Condenas de 12 y 23 años en caso Gahona

Por su parte Hermes Sevilla, abogado defensor de Héctor Antonio Mendieta Ortiz, alegó que su representado debió ser declarado inocente.

"Aquí se demostró que la víctima violó un lugar privado, donde Héctor le hizo un llamado de atención y este hizo caso omiso, además el guarda cumple con una función de legítima defensa en su lugar de trabajo, vamos a apelar para bajar la condena a 3 años de prisión", dijo Sevilla.

 Además: Abogado de familia Gahona denuncia amenazas

Asimismo la madre de la víctima, Carmen Romero Rodríguez, dijo que pide justicia por la muerte de su hijo.

El acusado aseguró que él nunca quiso hacerle daño al joven, y que lo que más le duele es que deja sola a su esposa junto a sus tres hijos, menores de edad, ya que él era el único sustento de su familia.